El Banco Popular anunciará mañana un beneficio neto atribuido durante el primer trimestre de 334 millones de euros, un 16% superior al logrado en el mismo periodo de 2007, según la media de las previsiones de los analistas consultados por EFE. Asimismo, prevén que el margen de explotación, el que mejor refleja la actividad bancaria, crezca el 8%, hasta 595 millones.
Para los expertos de Ibersecurities, que prevén un beneficio neto de 331 millones de euros, el aspecto más destacable de los resultados serán las provisiones, que aunque caerán con respecto a los primeros tres meses de 2007, estarán por encima de las del cuarto trimestre del pasado ejercicio como consecuencia del mayor ritmo de entrada neta de morosos. Según estos analistas, el Popular mostrará un crecimiento del crédito "discreto", del 12%, puesto que en el segundo semestre de 2006 la entidad comenzó a reducir el peso de las hipotecas en la nueva producción. Los cálculos de los analistas consultados por EFE sobre las ganancias de la entidad presidida por Angel Ron oscilan entre los 324,8 y los 341,7 millones de euros. Todos los analistas esperan detalles de la exposición del banco al crédito concedido a Luis Portillo, ex presidente de Colonial, que será clave para definir las perspectivas para el presente ejercicio. Hoy mismo el Popular ha confirmado que está negociando con otros bancos acreedores de socios relevantes de Colonial con vistas a formar un sindicato de accionistas que no prevé tener una participación superior al 30% de la inmobiliaria.