Banco Popular obtuvo un beneficio neto atribuido de 322,51 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 12,1% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNVM). La entidad que preside Ángel Ron explicó que si se eliminan los resultados no recurrentes el beneficio creció un 16,4%. El margen de intermediación alcanzó los 627,3 millones de euros, con un incremento del 13,5%, mientras que el margen ordinario avanzó un 7,5%, hasta 887,1 millones de euros. El margen de explotación, por su parte, creció un 6,3% y se situó en 585,1 millones.
Las comisiones netas totalizaron 215,7 millones de euros, lo que representa un descenso del 4,5% en los últimos doce meses, debido al débil comportamiento del área de administración de activos financieros, que cayó un 13,2%.. Los créditos a la clientela alcanzaron los 87.889,21 millones de euros hasta marzo, con un crecimiento del 11,9%. De esta cantidad, 47.682,05 millones correspondieron a créditos hipotecarios, un 9,6% más que el año anterior. Estos resultados, algo inferiores a los previstos por los analistas, se lograron en un periodo "marcado por una crisis financiera internacional de dimensiones crecientes y por la desaceleración económica e inmobiliaria en España", que tiene consecuencias para la banca, como una menor demanda de crédito, mayor morosidad o dificultades para acceder a los mercados financieros", explica la entidad. De hecho, la tasa de morosidad de Banco Popular se situó en el 0,98% al cierre del primer trimestre, frente al 0,73% registrado un año antes, con una cobertura del 185,38%. En cuanto a los recursos, el Grupo gestionaba 120.715 millones de euros al finalizar el primer trimestre, de los que 81.545 millones estaban consignados en el balance (el 9,1% más), cuyo principal componente son los depósitos de la clientela, especialmente los depósitos a plazo, que se elevaron el 47,8%. La entidad presidida por Angel Ron ingresó 215,7 millones de euros entre enero y marzo de 2008 en concepto de comisiones, lo que representó un retroceso del 4,5% en comparación con un año antes, fruto de la menor actividad, entre otras cosas, por la venta de fondos, que se redujo el 10,9%. Los costes de explotación crecieron el 8,9%, fruto de la expansión del negocio "para potenciar los ingresos futuros", mediante la apertura de sucursales, el lanzamiento de productos y la mejora de los sistemas de comercialización y captación de clientes, explica la entidad, que pone el ejemplo de la adquisición del banco estadounidense TotalBank. Todas estas circunstancias han empeorado ligeramente el ratio de eficiencia del Popular, que pasa del 29,90% que registraba en marzo de 2007 al 30,69%, pese a lo que sigue siendo "el mejor del sector bancario español y uno de los mejores de Europa", explica el banco. Con estos mimbres, el margen de explotación del Grupo -el que mejor recoge la evolución del negocio bancario- creció un 9,2%, hasta los 585.198 millones de euros.