El empresario portugués Américo Amorim, primer accionista individual del Banco Popular, aseguró hoy que no tiene intención de deshacerse de su participación en la entidad financiera española. En una nota enviada hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Amorim señala que las noticias que hacían referencia a la existencia de negociaciones para la venta de su posición en el Banco Popular a inversores mexicanos "no tienen ningún fundamento". Amorim posee en la actualidad el 7,8% del capital de la entidad que preside Angel Ron, lo que le convierte en el primer accionista a título personal del banco.
En los últimos días se ha especulado con la posible entrada de la empresa de telecomunicaciones mexicana Axtel en el accionariado del Popular, lo que fue desmentido el viernes por el grupo mexicano. El desembarco en el capital del Popular se iba a realizar a través de la toma de las participaciones de los principales accionistas individuales del banco, entre ellos Amorim y el inversor de origen indio Ramchad Bhavnani, cuyo entorno también dejó claro la semana pasada que no sólo no tenía intención de vender, sino que estaba a la espera de que el Banco de España le autorizara a elevar su posición. Antes del desmentido del grupo mexicano y durante las dos últimas sesiones bursátiles, las acciones del Popular se revalorizaron más de un 12%. En lo que va de sesión, por el contrario, las acciones del banco ceden el 7,77%, con lo que de momento son las menos rentables del mercado y acumulan desde enero un retroceso del 15,92%. A las 14.00 horas, los inversores habían intercambiado 15,5 millones de títulos del Popular por un valor de 154 millones de euros.