El Índice de Precios de Consumo (IPC) de la eurozona se situó en el 3,7% interanual, cuatro décimas más que en abril, según datos definitivos publicados hoy por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. De esta forma, el diferencial de inflación de España con la zona euro aumenta una décima, hasta un punto, ya que el IPC armonizado de España aumentó en marzo un 4,7% interanual, según cifras las cifras publicadas la pasada semana por el INE. Esta cifra refuerza la teoría de un aumento de tipos de interés el próximo mes de julio, posibilidad que ya sugirió el presidente del Banco Central Europeo(BCE), Jean Claude Trichet.
Este repunte de la inflación de la eurozona eleva las preocupaciones del Banco Central Europeo (BCE) que ya había advertido que el IPC comunitario se situaría en tasas significativamente elevadas en 2008 por el alza de los precios de petróleo y alimentos. El nuevo impulso refuerza la teoría de un aumento de los tipos de interés el próximo mes de julio, posibilidad que fue sugerida por el presidente de la institución, Jean Claude Trichet, que expresó su preocupación por las tensiones inflacionistas y los posibles efectos de segunda ronda. De esta forma, el diferencial de inflación de España con la zona euro aumenta una décima, hasta 1 punto, ya que el IPC armonizado de España aumentó en marzo un 4,7% interanual, según cifras las cifras publicadas la pasada semana por el INE. España (4,7% en tasa armonizada) mantiene la quinta posición en el grupo de los países de la eurozona que registraron mayores tasas de inflación interanual, por detrás de Eslovenia (6,2%), Bélgica (5,1%), Grecia (4,9%) y Luxemburgo (4,8%). Por el contrario, Países Bajos (2,1%), Portugal (2,8%) y Alemania (3,1%) son los Estados de la zona euro que registraron en mayo las tasas interanuales de inflación más bajas. Los alimentos, los que más suben Las rúbricas que más impulsaron al alza la inflación en la zona euro fueron alimentos, que registró un aumento del 6,4% en términos interanuales, transporte (+5,9%) y alojamiento (5,7%), mientras que las que más presionaron a la baja fueron comunicaciones (-1,7%), ocio y cultura (0,1%) y ropa (0,7%). Con respecto a los subíndices, los que más se encarecieron fueron combustible para transporte (0,55 puntos); combustible para calefacción (0,35 puntos) y leche, huevos y queso (0,21 puntos).