La Unión Europea cuenta con herramientas suficientes para abordar la crisis financiera de Grecia y no necesita el apoyo de entidades extranjeras como el Fondo Monetario Internacional, dijo el martes el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia. Los responsables de la UE están reunidos en Bruselas con el elevado déficit fiscal de Grecia y la deuda estatal como temas prioritarios de la agenda. Los inversores han empezado a preocuparse por los déficit de España y Portugal, que se han incrementado de forma significativa debido a que el impacto de la crisis económica en estos países ha sido especialmente severo.