El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, no cree que la desaceleración en el sector de la vivienda que se registra en España vaya a acabar con un ciclo de crecimiento por encima de la media europea que ya dura 12 años. "No hay que extender ni muchísimo menos una imagen negativa o alarmista de la economía española", señala. El comisario europeo ha recordado que España "va a crecer en 2008 el 3%, una cifra que ya quisieran para sí muchas economías que no tienen un sector de la vivienda en desaceleración". Almunia ha cifrado en "alguna o algunas décimas más" esa reducción del crecimiento español imputable a la pérdida de actividad en el sector de la construcción.
Almunia ha recordado que España es una economía que desde hace muchos años crece claramente por encima de la media europea y de la zona euro. "Esto es así, si no recuerdo mal, desde el año 1995; ya son 12 años seguidos estando por encima, y según nuestras previsiones también en el año 2008 la economía española va a crecer por encima de la zona euro", ha explicado. A su juicio, es verdad que, en la medida en que en España, en Irlanda, en el Reino Unido y en algún otro país el sector de la vivienda tiene un peso mayor (en el PIB nacional), pues una desaceleración en la vivienda tiene algún impacto mayor, alguna o algunas décimas de más. Sin embargo, considera que no hay que extender ni muchísimo menos una imagen negativa o alarmista de la economía española. Situación económica mundial Sobre la situación internacional, ha confiado en que se pueda "digerir" cuanto antes la crisis financiera desencadenada en el mercado hipotecario estadounidense el pasado verano. Según Almunia, es evidente que las turbulencias en los mercados financieros tienen algunas consecuencias negativas sobre la actividad económicay que va a haber menos crecimiento del PIB en la zona euro, en Europa, en EEUU y en el mundo. Pero también destaca que "es de esperar que las iniciativas en marcha tanto en la esfera pública como entre los propios protagonistas de la actividad financiera, las entidades privadas que operan en los mercados, sean capaces de digerir cuanto antes los problemas que hoy tienen los mercados y que el año 2008 nos permita seguir con una fase de recuperación económica en la que estábamos incluidas las economías europeas". Buenos fundamentos Almunia ha recordado que las economías en Europa "siguen teniendo unos buenos fundamentos: sigue habiendo una creación de empleo importante y sigue habiendo unas buenas condiciones para que la inversión y el consumo nos ayuden a mantener la actividad". Recientemente la Comisión ha publicado las cifras de paro y se ha mantenido el mismo porcentaje, uno de los más bajos de los últimos 20 años, según el comisario. Por lo que respecta a Estados Unidos, el responsable europeo ha subrayado que tanto en las previsiones de la CE como en las de otras instituciones, "el escenario central no es el de una recesión en EEUU, sino el de una desaceleración de la economía norteamericana". Almunia ha expresado su deseo de que la economía estadounidense, la mayor del mundo, "siga contribuyendo, aunque lo haga en menor proporción, al crecimiento mundial".