La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indica una tendencia a la ralentización en las perspectivas de crecimiento económico de la treintena de países que la integran. El indicador de coyuntura de noviembre revela un descenso de medio punto respecto al mes precedente y de 2,2 puntos si la comparación es con un año antes. En la zona euro la caída es de 0,3 puntos (2,3 en un año) y la perspectiva es de ralentización moderada, lo mismo que en el grupo de países que forman el G-7, los más industrializados del mundo, con una reducción de 0,6 puntos (2,3 en un año).
Por lo que respecta a la primera economía mundial, la de EEUU, la reducción es notable, con 0,8 puntos respecto a octubre, y un punto y medio en relación a doce meses antes, lo que hace a la OCDE indicar una perspectiva de "inflexión" Frente a la tendencia negativa de las principales economías, el informe de la OCDE señala una perspectiva positiva para las emergentes, con excepción de Rusia. Así, la subida de Brasil en noviembre fue de un punto respecto al mes precedente (6,3 en un año), con una previsión de "fuerte expansión", mientras que la de China es algo más moderada, con una subida de dos décimas mensual (2,3 en un año).