El Banco emisor germano, el Bundesbank, señala que Alemania debería aplicar el incremento de los ingresos fiscales para reducir el déficit público y no para recortar los impuestos o aumentar los gastos. En su informe de junio, el Bundesbank afirma que la disminución del déficit público en 2006 y la cancelación del proceso de la Comisión Europea abierto contra Alemania por superar la barrera del 3 por ciento en esta partida "es un paso en el camino para alcanzar las metas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento".
Sin embargo, el banco emisor alemán considera que el objetivo de consolidación de unas cuentas públicas equilibradas en Alemania "no está conseguido" y cree que "existe el peligro de que, en una próxima recesión, se presente un déficit excesivo y aumente la deuda rápidamente", si no se aplican los ingresos fiscales como recomienda. El instituto emisor destaca que el crecimiento de la economía en el primer trimestre de 2007 se debió a la fuerte inversión, ya que las empresas ampliaron su patrimonio y repusieron sus inventarios, tras la disminución que se produjo en 2006. Sin embargo, la producción industrial ha retrocedido en abril debido, sobre todo, a causas excepcionales, como efectos del calendario por los días librados por la fiesta del 1 de mayo y las huelgas, sobre todo, en el sector automovilístico pero "sin estas causas especiales habría caído bastante menos". El Bundesbank asegura en su último boletín que el ritmo de crecimiento de la economía en Alemania ha disminuido en el primer trimestre de 2007 respecto al último de 2006. Y lo ha hecho por el aumento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del 16 al 19 por ciento, de manera que las decisiones de compra de las economías domésticas se han tomado bajo la influencia de este factor