El PIB de Alemania creció un 0,7% en el tercer trimestre, sin embargo, experimentó una contracción interanual del 4,7%. En el segundo trimestre, la economía alemana creció un 0,4% frente a los tres meses anteriores.