Al cierre del mercado de la pasada sesión, Alcoa dio a conocer un beneficio neto de 254 millones de dólares tras dejar atrás dos años de pérdidas. 


Alcoa anunció anoche que en 2010 logró abandonar las pérdidas acumuladas en los dos años anteriores a causa de la recesión económica y cerró el ejercicio con un beneficio neto de 254 millones de dólares. Estas cifras son el resultado del encarecimiento del 13% del aluminio, entre otros factores.

Con estas cuentas, difundidas tras el cierre de la Bolsa de Nueva York y que reflejan una notable mejora desde los 1.151 millones de dólares perdidos en 2009, el fabricante de aluminio inauguró, como ya es tradicional, la temporada de presentación de resultados por parte de las grandes empresas estadounidenses.