El consorcio formado por la filial china de Alcatel-Lucent, la división de soluciones de señalización ferroviaria de Thales y la compañía Shangai Automation Instrumentation se ha adjudicado un contrato para instalar un sistema de comunicaciones en la prolongación de la línea 11 del Metro de Shangai por 50 millones de euros. Según ha informado la compañía, la prolongación de la Línea 11 en la zona Norte de Shangai se realizará en tres fases. La primera, que se completará en 2009, supondrá una extensión de 44,9 kilómetros y 21 estaciones, que conectarán Jiading y Jiangsu Road. La segunda fase, que se pondrá en funcionamiento en 2012, sumará 14,6 kilómetros adicionales y ocho estaciones que comunicarán la Universidad Shanghai Jiao Tong y Sanlin, mientras que la última fase agregará cinco estaciones más en el futuro.