El grupo inmobiliario AISA dijo el lunes en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que no existen pérdidas irrecuperables en la compañía ni en sus filiales y que continúa negociando su deuda con los bancos. AISA hacía referencia en la nota al órgano regulador a las salvedades recogidas en el informe de auditoría, hecho público el pasado 14 de mayo, que originó la suspensión de la contratación de los títulos de la compañía por la CNMV.