La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha vuelto a recortar sus previsiones de demanda de petróleo para 2008 en su informe mensual, esta vez en 390.000 barriles diarios, y ha advertido de que podría haber más recortes en el futuro. El organismo señala en su informe de mayo que ahora prevé que la demanda de petróleo se sitúe este año en 86,8 millones de barriles diarios, frente a los 87,2 millones que anticipaba el mes pasado. La AIE apunta que el elevado precio del petróleo, que ayer alcanzó una máxima de 126,40 dólares, caerá como una losa sobre la demanda y que las compras de las economías en desarrollo ya no podrán compensar este riesgo.