Un juez francés ha bloqueado acciones por un valor cercano a 1.800 millones de euros de la constructora gala Eiffage en manos de la española Sacyr-Vallehermoso, según fuentes legales. Los títulos fueron bloqueados a finales de la semana pasada en el marco de una investigación en curso sobre una supuesta "difusión de información falsa y engañosa" tras una demanda presentada por Eiffage en abril de 2007. Una portavoz de Sacyr declinó comentar y dijo que la junta directiva del grupo se reunirá el miércoles.