Acciona se ha adjudicado la construcción y posterior explotación de tres parques eólicos en México que suman una potencia de 306 megavatios (MW) y una inversión de 450 millones de euros, informó hoy el grupo. Con estos proyectos, el grupo que preside José Manuel Entrecanales reforzará la presencia que su división de energía ya tiene en el país, en el que también tiene actividad con el resto de sus negocios.
La consecución de estas instalaciones representa un 12,7% del objetivo de implantación eólica (2.400 MW) que Acciona se ha marcado para el horizonte de 2013 dentro de su nuevo plan estratégico.

Además, conllevan cartera de negocio para Acciona Windpower. El grupo construirá los parques con aerogeneradores de su propia tecnología, lo su supone el suministro de 204 turbinas eólicas de 1,5 MW de potencia que la filial de la compañía fabricará en la segunda mitad de este año.

Acciona ha logrado estos parques en el concurso convocado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México, al que, según la empresa, también concurrieron Iberdrola Revonables, Recursos Eólicos de México (ACS), y Enerfín (Elecnor).

El grupo destacó en un comunicado que esta adjudicación "consolida su posición" en México, con instalaciones ubicadas en una zona de "excelente recurso energético" que "garantizan la rentabilidad de la inversión" en un país clave en su estrategia de internacionalización.

Acciona ya explota en México el mayor parque eólico de Latinoamérica por potencia instalada, el de 'Eurus', de 250,5 MW de potencia, que suministra electricidad a las plantas de la cementera Cemex. Se ubica en la misma zona que las instalaciones ahora conseguidas.

Se trata de los parques 'Oaxaca II', 'Oaxaca III' y 'Oaxaca IV', de 102 MW de potencia cada uno de ellos, ubicados en la región del istmo de Tehuantepec. Los tres deberán empezarse a construir en 2010 con el fin de que todos ellos estén operativos en 2011, cuando está previsto que en conjunto produzcan 1.1129,3 gigavatios a la hora (Gwh).

Además, de forma añadida a la venta de energía, la producción de estos parques permitirá obtener y comercializar certificados de reducción de emisiones (CERs), dado que México puede acogerse a los mecanismos de desarrollo limpio incluidos en el Protocolo de Kioto.