Acciona obtuvo un beneficio neto de 80 millones de euros en el primer semestre del año, un 86,6% menos que en el mismo periodo de 2016. La compañía ha atribuido este descenso de sus ganancias a la ausencia de extraordinarios frente a los conseguidos en 2016 por las plusvalías derivadas de la operación Acciona Wind Power-Nordex.

ACCIONA generó un Ebitda de 579 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 10,4% respecto al primer semestre de 2016. El semestre se ha caracterizado por una mayor aportación de Infraestructuras (65 millones de euros) que ha compensado ampliamente la ligera caída de la división de Energía (1 millón de euros) y la menor contribución de Otras Actividades (9 millones de euros).

La cifra de negocio total de la compañía aumentó un 22,6% entre los pasados meses de enero y junio, hasta sumar 3.388 millones de euros, debido al repunte de la facturación de todas las líneas de su negocio de Infraestructuras, especialmente de la Construcción (74,6%).

El negocio de Generación en España aumentó un 23,4% su ebitda gracias a los mayores ingresos regulados tras la revisión periódica, así como por el mejor nivel de precios mayoristas, aunque este factor se vio mitigado en gran medida por el mecanismo de bandas regulatorias, las coberturas de mercado, y la menor producción.

Por el contrario, Acciona recortó un 8,6% los ingresos de Energía por la desconsolidación de su negocio de aerogeneradores (Acciona Wind Power) desde el 1 de abril de 2016 y a pesar de que los ingresos de generación se incrementaron en el semestre un 6,5%.

El resultado neto de explotación (Ebit) descendió un 68,8% entre enero y junio, hasta totalizar 270 millones de euros, como consecuencia de la contabilización el año pasado de casi 616 millones de euros, la mayor parte por las plusvalías de la operación AWP-Nordex.