Abertis recibió hoy luz verde de la Comisión Europea para comprar la italiana Autostrade, una operación que creará el mayor operador de autopistas de peaje del mundo.
Las dos compañías se han enfrentado a varios obstáculos regulatorios, incluido el bloqueo efectivo del acuerdo por parte de las autoridades italianas, por el cual el Gobierno de Romano Prodi fue reprendido por la Comisión Europea.