Abertis obtuvo un beneficio neto de 653 millones de euros en 2009, lo que supone un incremento del 5,6% respecto al ejercicio anterior, tras amortiguar la caída del tráfico de su cartera de autopistas, su primera fuente de negocio, informó hoy el grupo.
Los ingresos crecieron un 6,9% durante el pasado año, hasta los 3.935 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 2.435 millones, un 7,9% más.

La compañía controlada por ACS y 'La Caixa' atribuye este resultado, además de a la mejora de los tráficos, a la calidad de sus activos, a la diversificación de negocios y geográfica del grupo y a sus mejoras de gestión y control de costes, según explicó a Europa Press el director financiero del grupo, José Aljaro.

En cuanto al tráfico de autopistas, durante el pasado año Abertis registró una reducción del 3,2% en la intensidad media diaria (IMD) de vehículos por las vías de pago que explota, principalmente por la caída del 7,4% registrada en las españolas. En Francia, los tráficos se mantuvieron estables y en Chile incluso crecieron un 1,8%.

Abertis confía en que los tráficos de las autopistas mantengan esta tendencia de mejora a lo largo de 2010, en función de los datos de los dos primeros meses, en los que, pese a la adversa meteorología, destaca una "relevante mejora del tránsito de vehículos pesados".

ÁREAS DE NEGOCIO

En cuanto a los datos de 2009, el negocio de gestión de autopistas en España, Francia y Chile aportó el 74,3% de los ingresos del grupo y el 85% de su Ebitda. En concreto, esta actividad facturó 2.923 millones, un 6,1% más, y contribuyó al beneficio de explotación con 2.068 millones.

La gestión de activos de telecomunicaciones constituyó la segunda división por generación de facturación, y la que más creció, un 25%, hasta los 541 millones.

Por contra, la división de aeropuertos redujo un 7,4% sus ingresos, hasta los 278 millones, y la de explotación de activos logísticos cayó un 32,1%, hasta 30 millones. Aparcamientos elevó sus ingresos un 11,3%, hasta 150 millones.

Abertis cerró 2009 con una deuda neta de 14.590 millones de euros, superior en 531 millones a la de un año antes como consecuencia de la compra de activos de Itínere.