Dicen que quien parte reparte y ¿se queda con la mejor parte? En el caso de la operación de ACS, Criteria y CVC sobre Abertis, esto no está tan claro. Aunque no se hayan concretado términos, es de esperar que ACS y La Caixa reduzcan sus participaciones en Abertis pero, ¿qué haría Florentino Pérez con las plusvalías que le proporcionaría este movimiento estratégico? Conseguir el 20% de Iberdrola para meterse de lleno en el consejo de administración de la eléctrica parece la opción de mayor peso.
Operación Abertis, todo en el aire

Ayer la sus pensión de ACS cortaba la digestión del mercado al acaecer rumores de posible OPA sobre la empresa. Esos rumores tomaron cuerpo cuando ACS y Criteria admitieron estar en negociaciones con el fondo de capital riesgo británico CVC. Actualmente Florentino Pérez e Isidro Fainé, a través de sus compañías, controlan el 25,8% y el 29%, respectivamente. Si bien no han concretado qué va a suceder con Abertis, entre las opciones que se barajan estaría la del lanzamiento de una OPA por el 100% de la compañía a través de un vehículo formado conjuntamente por ACS, Criteria y CVC. En este movimiento, Raquel Blázquez, analista de Ibercaja Gestión, apunta a que “es de esperar que ACS y Critera reduzcan su presencia en la Abertis y se queden con un 15% cada una de forma directa, con lo cual, el nuevo vehículo tendría un 70% de Abertis”, eso sí, “habría que ver cómo se reparten ACS, Criteria y CVC esa participación dentro del vehículo. Si valoramos Abertis en 12.000 millones de euros, ese 70% supondría unos 8.400 millones y, de esta cantidad, habría que ver qué cantidad se financia a través de fondos propios y cuánto a través de deuda”. Y la financiación es otro punto fuerte porque “al estar presente un fondo de capital riesgo, podríamos pensar que el apalancamiento será elevado y, en un contexto como el actual, hay que estudiar en qué medida las entidades estarían dispuestas a otorgar financiación y con qué límites”, afirma la analista.

La intención última sería “reestructurar la Abertis y vender los activos no estratégicos”, explica Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4. La venta de esos activos “permitiría reducir deuda para sacar una plusvalía, en el caso de la compañía de capital-riesgo, y, en el caso de Criteria y ACS, quedarse con una compañía más pequeña y con menos deuda”, dice Nicolás López, director de análisis de MG Valores.

Esta operación tiene sus pros y sus contras, según Mario Lodos, analista de Banco Sabadell, la parte positiva es que esta noticia refleja que los socios de la propia compañía ven bastante potencial en el valor y además han conseguido financiación para la operación”. En cambio, la nota mala viene por el lado de la valoración, pues “en Banco Sabadell tenemos una valoración de 18 euros por acción de Abertis, cuando el consenso es de 16, y esta operación saldría por un precio de 14,6 euros por acción, por lo que todavía quedaría potencial”.

Raquel Blázquez, también observa que “la operación sería positiva para Criteria ya que pone en valor su participación y va cumpliendo su objetivo de ir saliendo a bolsa incrementando su peso en el sector financiero, y también para ACS, que podría incrementar su presencia en Iberdrola, e incluso para el accionista de Abertis si la operación se cierra en el entorno de los 16 euros porque supondría una prima del 30% respecto al cierre del viernes pasado”


Florentino avisa: Jaque al rey, es decir, a Iberdrola

Ya hace tiempo que Florentino Pérez mostró su intención de dar entrada en el capital de Abertis a un nuevo actor, pero desde luego “no se había hablado de que fuese a hacer una compra por el 100% del capital con la participación del fondo de capital riesgo británico CVC”, dice Natalia Aguirre. El caso es que la venta de parte de Abertis le garantizaría una liquidez estratégica para tener voz y voto manifiestos en Iberdrola. Pese a los mensajes desafiantes del presidente de la energética (Ignacio Galán aseveró en la rueda de prensa previa a la junta de accionistas que “quien quiera controlar Iberdrola que lance una OPA por el 100%”) al también presidente del Real Madrid, le falta muy poco, sólo un 8% de participación, para poner un pie en el consejo de administración de Iberdrola. Este 8% de participación equivaldría a unos 1.150 millones de euros que podría ser acumulados con la operación de Abertis, el traspaso de Dragados y, por si fuera poco, respaldarse en la colocación de bonos por valor de 1.500 millones que se anunció a la CNMV y que Pérez aún se guarda en la manga para el último trimestre del año.

Pero, bien es cierto, que Florentino no quiso admitir si la liquidez que está acumulando ACS está dirigida a consolidar su participación en Iberdrola o para refinanciar su propia deuda que asciende a 5.200 millones y cuyo vencimiento se dará a la vuelta de la esquina, en 2011.