El consorcio integrado por Abengoa y Electrobas se ha adjudicado la construcción y posterior explotación durante un periodo de treinta años de una línea de transmisión eléctrica en Brasil, que supondrá una inversión de 820 millones dólares (unos 520,30 millones de euros), ha informado hoy la compañía española. Se trata de la línea eléctrica entre Oriximiná, Itacoatiara y Camiri, de una potencia de 500 kilovoltios y 586 kilómetros de longitud. El proyecto contempla además la construcción de dos subestaciones nuevas y la ampliación de una ya existente. Los trabajos deberán ejecutarse en un plazo de 36 meses y tendrán lugar en la margen izquiera del río Amazonas.