2010 ha sido un año en el que gracias a la introducción en el análisis de una serie de indicadores sobre USA han resultado tremendamente efectivos para determinar la verdadera salud de ese mercado.
Estos indicadores NO son los convencionales, y desvirtúan la idea de que un analista técnico se ha de dedicar a observar los soportes, las resistencias y el RSI con el MACD para ver qué puede pasar en el mercado. Hay indicadores de salubridad mucho más efectivos.


El viernes 15 de enero publicábamos la estrategia técnica de r4 donde en su página 6 y 7, comentábamos lo siguiente con un DOW JONES a 10.700 puntos:





11 MESES DESPUÉS casi ahí tenemos al DOW JONES:


El 8 de marzo antes de romper los máximos anuales realizados en enero en USA decíamos lo siguiente (S&P500 en 1138 puntos):



Esto fue lo que pasó luego:



El 3 de mayo cuando el S&P500 había cerrado a 1202 puntos (tan solo habiendo caído desde máximos de 1220 puntos apenas un 2%) decíamos esto en la presentación de análisis técnico en BOLSALIA (Feria bolsa Madrid):

 




Escenario que refrendábamos en el Boletín técnico del viernes del 7 mayo (páginas 5,6,7 y 8):










En el técnico diario publicado el 9 de junio con el S&P500 en 1062 puntos publicábamos lo siguiente:





Esto fue lo que pasó luego:




En el técnico diario publicado el 5 de julio con el S&P500 en 1041 puntos y tras una pérdida del soporte de 1050 puntos publicábamos lo siguiente:



Esto fue lo que pasó luego:



En el técnico diario publicado el 22 de julio (página2) con el S&P500 en 1073 puntos y desarrollándose el rebote previsto, comentábamos también el escenario de continuación alcista adelantando la posibilidad de superación de máximos anuales de 1220 puntos:





En el técnico diario publicado el 6 de septiembre con el S&P500 en 1104 puntos, publicábamos en la página 3:



Esto fue lo que pasó luego: