Indefinición en Wall Street con los últimos coletazos de la temporada de presentación de resultados empresariales y varias comparecencias de la Fed. El Dow Jones podría marcar su noveno récord consecutivo. Mientras, el euro sube ligeramente sobre los 1,17 dólares; y el crudo corrige con fuerza ante la reunión de la OPEP.

Leves ascensos en Wall Street en el arranque de la segunda semana de agosto, con el Dow Jones buscando su noveno máximo consecutivo, en la que sería su mejor racha  desde el pasado mes de febrero. En lo que va de año, el selectivo ha logrado 34 cierres récord.

“Hay que tener en cuenta que a estas subidas solo están contribuyendo varios valores de gran capitalización, como es el caso de Apple, Boeing o Facebook, lo que restaría solidez a esa continua escalada en su precio; así vemos como esto que comentamos contrasta con el comportamiento del S&P 500 donde ponderan muchos más activos, y que se encuentra estancado desde hace varias semanas”, destaca José Antonio Martín Quiroga, de IG.

Se mantiene el tono positivo tras el buen Informe de Empleo de julio, y con nuevos resultados sobre la mesa, como los de Tyson Foods, Marriott International o CBS, entre otros.

“Con 420 compañías del S&P que ya han publicado, el balance que llevamos por ahora de esta última campaña está siendo muy positivo, especialmente en Estados Unidos, donde el 72,9% de las empresas han publicado cifras mejor de lo previsto”, reconoce este experto.

En el plano empresarial, es protagonista también Tesla, tras anunciar la emisión de 1.500 millones de dólares en deuda a 2025; y NxStage Medical, que se dispara después de conocerse su compra por parte de la alemana Fresenius Medical Care, por 2.000 millones de dólares.

Vea también: Seguimos pendientes de soportes clave pese a la semana de estabilización

Sin referencias macro de relevancia en el calendario, hasta la publicación del viernes del IPC, podremos escuchar a varios miembros de la Reserva Federal (Fed): James Bullard, de la Fed de St. Louis; y Neel Kashkari, de la Fed de Minneapolis.

“Los datos de inflación son probablemente los de mayor sensibilidad para los mercados en este momento”, afirman desde Deutsche Bank. Y, es que, las últimas declaraciones de los presidentes y gobernadores del banco central estadounidense han enfatizado la importancia de los precios en el corto plazo a la hora de decidir sobre sus futuros pasos en lo que respecta a los tipos.

Mientras tanto, la geopolítica vuelve a los mercados con las renovadas tensiones que rodean a Corea del Norte. Donald Trump y su homóloga de Corea del Sur, Moon Jae-in, han acordado imponer la máxima presión y sanciones al país.

Vea también: Los bancos europeos siguen a la vanguardia

Finalmente, en otros mercados, el petróleo cede posiciones, con el barril de Brent al filo de los 52 dólares y el de West Texas de los 50, pendiente de la reunión de los países productores tanto de OPEP como ‘no OPEP’ que se celebra este lunes/martes en Abu Dhabi. Por su parte, el euro se mantiene al alza frente al dólar, cruzándose al filo de los 1,18.