Hacía años que en el mercado se rumoreaba que Apple se había lanzado al negocio de los coches sin conductor, pero no ha sido hasta esta semana cuando el propio consejero delegado de la compañía lo ha confirmado.

Tim Cook ha confirmado en una entrevista con Bloomberg que trabaja en  esta iniciativa en un proyecto que él mismo ha calificado como “la madre de todos los proyectos de inteligencia artificial”. “Nos estamos centrando en sistemas autónomos”, ha dicho Tim Cook, “Claramente el propósito de estos sistemas son los coches sin conductor. Pero hay otros. Nosotros lo vemos como la madre de todos los proyectos de Inteligencia Artificial”, ha dicho.

El directivo ha apuntado que aunque por el momento solo están investigando sobre la tecnología que controlaría estos vehículos, aunque no ha descartado que la compañía pudiera entrar también en el negocio de la construcción de los vehículos.

Hace años que el mercado y los inversores piden a Apple que entre en un nuevo negocio, que descubra un nuevo gadget que le haga reducir su dependencia de la fabricación de iPhones, que generan casi un 70% de toda su cifra de negocio.

Para muchos expertos, será dificultoso para Apple revolucionar el sector de la automoción, aunque donde desde luego puede aportar más experiencia, es en la integración de los aparatos de nuestro hogar, incluido nuestros coches.

Pero, ¿por qué le podría interesar a Apple entrar en este negocio?

Intel acaba de publicar una nota en la que prevé que el mercado de los coches sin conductor alcanzará los 7.000 millones de dólares al año en 2050. Unos cálculos basados en un estudio realizado por Strategy Analytics.

Lo que esperan en Intel es que este descubrimiento cambie totalmente el panorama de la movilidad en el mundo. Eso sí, algunos expertos son más cautos y recuerdan que este descubrimiento está todavía en pañales y que es totalmente imposible prever cómo va a evolucionar.