Un nuevo buen dato del mercado laboral. Las peticiones iniciales de subsidios de desempleo sufrieron un descenso de 10.000 personas hasta 316.00, un dato mucho mejor de lo que esperaban los analistas. El consenso que maneja Bloomberg esperaba un aumento hasta 330.00. (Ver comunicado)

Tras esta caída, la media de las cuatro últimas semanas se reduce en 7.500 personas, hasta 339.250.

La semana pasada un total de 2,776 millones de personas recibían subsidios en Estados Unidos, lo que supone una caída de 91.000 personas.

peticiones iniciales de desempleo



Peticiones de bienes duraderos

También se ha conocido que las peticiones de bienes duraderos cayeron un 2%, hasta 4.600 millones de dólares, en línea con las estimaciones de los expertos de Bloomberg. El pasado mes de septiembre se había producido una mejora de un 4,1%. (Ver comunicado)

Excluyendo el transporte, las nuevas peticiones cayeron un 0,1%. Sin incluir defensa se produjo un descenso del 1,3%.

Los expertos creen que esta caída está relacionada con el empeoramiento de la confianza empresarial fruto del cierre parcial de la administración de Estados Unidos que se produjo ese mes, el shutdown.

Peticiones de bienes duraderos

Confianza del consumo de Michigan

Se ha revisado al alza hasta 75,1 desde 72 la anterior previsión. El mercado esperaba que se situase en 73

También ha sido mejor de lo esperado el PMI manufacturero de Chicago en noviembre, que se ha colocado en 63 puntos, frente a los 60 previstos.  Los expertos destacan el componente del empleo que se ha situado en el nivel más alto de los últimos 25 meses, en 60,9 puntos.

Repercusiones en las decisiones de la FED de estos datos

Quizá estos datos podrían acelerar la puesta en marcha de la retirada de estímulos financieros de la Reserva Federal. En la acualidad la FED invierte 85.000 millones de dólares en comprar bonos del tesoro y MBS cada mes.  La mayor parte de los analistas cree que el tapering podría comenzar en marzo de 2014

Pero como dice Russ Koesterich, de BlackRock, "a pesar de que aún es posible que la Reserva Federal anuncie su tan esperado movimiento para empezar a desacelerar sus programas de compra de activos tan pronto como el próximo mes, el banco central podrá mantener sus políticas monetarias flexibles a través de otros medios".

El experto señala que "no hay indicios de que la Reserva Federal planee aumentar los tipos de interés a corto plazo próximamente".

Koesterich apunta que "además, la Reserva Federal parece determinada a proporcionar proyecciones claras con respecto a la dirección de los tipos y quiere evitar que se repita lo que ocurrió en la primavera cuando los mercados malinterpretaron un análisis sobre la desaceleración como un preámbulo de tasas más altas."

Por eso en esta firma creen que el escenario actual sigue siendo "sólida la perspectiva para las acciones, pero están surgiendo indicios de toma de ganancias".  E insisiten en que la política de la Reserva Federal debería seguir impulsando las acciones, y nosotros teniendo una visión positiva con respecto a ellas.