Wall Street ha comenzado la sesión ligeramente al alza, con toda la atención en las compañías petroleras y los estragos que el huracán Harvey pueda causar en la economía estadounidense, con el euro en 1,19 dólares.

Así las cosas, el Dow Jones sube un 0,14%, el S&P 500, un 0,22%; y el Nasdaq, un 0,15%, como ya indicaban los futuros, que adelantaron una apertura positiva a pesar de que hoy se ha conocido que el déficit comercial de Estados Unidos creció en julio hasta los 65.100 millones de dólares, un 1,78% más y por encima de los 64.500 millones esperados por el consenso de analistas.

En la sesión de hoy los inversores estarán pendientes de los estragos y los efectos de la ahora tormenta tropical Harvey sobre la economía de EEUU, una vez que ya ha afectado a la Houston, la cuarta urbe más poblada del país, inundando la ciudad y dejando, por ahora, cuatro fallecidos contabilizados.

Los mercados petroleros sufren esta tormenta, que ha causado graves daños en la costa del Golfo durante el fin de semana, afectando a numerosas refinerías y, por lo tanto a la producción de crudo.

Así las cosas, Harvey ha recortado casi el 15% de la capacidad de producción de combustible de Estados Unidos y se esperaban más interrupciones. La costa de Texas alberga casi el 30% de la capacidad de refinación estadounidense y las plantas de Houston representan aproximadamente la mitad de eso.

A pesar de ello, las compañías energéticas registran ganancias.

"Aunque el impacto total del daño de la tormenta está aún por determinar, los mercados esperan que el impacto se sienta globalmente y afecte a los mercados de energía durante muchas semanas", dijeron los analistas de FxPro el lunes.

Los analistas recuerdan que en el trimestre posterior a que Katrina arrasase el país en 2005,  el crecimiento de la economía estadounidense cayó un 50% en un trimestre, por lo que “los mercados estarán observando de cerca el daño de Harvey y su efecto en la economía de los Estados Unidos".

El precio del petróleo West Texas baja un 0,67%, hasta los 467,55 dólares el barril, mientras que el Brent avanza un 0,02%, hasta los 51,99 dólares.

La depreciación del dólar, presionado a la baja también por el temor a los efectos del huracán además de por las palabras del viernes de Yellen, ayuda a que Wall Street registre subidas en la apertura.

Las acciones estadounidenses cerraron el viernes en positivo después de que ni la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ni el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi ofreciesen pistas sobre la política monetaria futura en sus discursos de Jackson Hole.

Por otro lado, las acciones de Kite Pharmaceuticals avanzan un 28,89% después de Gilead Sciences acordase su compra por 11.9000 millones de dólares.

Las acciones de Gilead suben un 1,84%.

Expedia cae un 4,54% después de noticias de que el presidente ejecutivo Dara Khosrowshahi deje la compañía para convertirse en CEO de Uber.