Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos ante el nuevo repunte de tensión en las relaciones comerciales entre EEUU y China, con el anuncio de Trump de que podrían nuevos aranceles para productos del gigante asiático por valor de 100.000 millones de dólares. Una menor creación de empleo que la esperada y más inflación salarial también pesan sobre Wall Street.

Apertura a la baja en Wall Street después de que cerrase la jornada de ayer con ganancias, ante el optimismo por una reducción de las tensiones comerciales entre EEUU y China. 

Sin embargo, ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo, a través de un comunicado, que ha propuesto a los funcionarios de Comercio estadounidense  que consideren aranceles adicionales por 100.000 millones de dólares contra China, lo que ha vuelto a intensificar las tensiones con Pekín. En dicho comunicado, Trump señaló que los aranceles adicionales se están considerando "a la luz de la represalia injusta de China" contra las acciones comerciales previas de Washington, que incluyen tarifas de 50.000 millones de dólares sobre productos chinos.

Los expertos de Link Securities consideran que “todo parece indicar que el presidente Trump quiere contentar a su base electoral, parte de la cual sería la más afectada de seguir adelante China con la implementación de las tarifas”.

Por su parte, China ha advertido de que combatirá "a cualquier precio" con nuevas medidas para salvaguardar sus intereses si Estados Unidos mantiene su deriva proteccionista. Así, el Ministerio de Comercio chino ha reiterado en un comunicado que China no tiene miedo a una guerra comercial, aunque no la ha buscado, añadiendo que el conflicto había sido provocado por Estados Unidos.

"Si Estados Unidos ignora las objeciones de China y de la comunidad internacional y persiste en el unilateralismo y el proteccionismo comercial, China seguirá hasta el final, cueste lo que cueste, y desde luego contraatacará resueltamente", dice un comunicado en la web del ministerio.

Hoy, Trump ha señalado que Estados Unidos ya ha perdido cualquier guerra comercial, al tiempo que ha defendido sus planes de aranceles contra los productos chinos, afirmando que el movimiento podría causar "un poco de dolor" pero que su país estará mejor a largo plazo.

"Ya hemos perdido cualquier guerra comercial. No tenemos una guerra comercial, hemos perdido la guerra comercial", dijo Trump en una entrevista radiofónica. "Así que puede que recibamos un golpe ¿Y saben qué? Al final vamos a ser mucho más fuertes por eso", ha añadido.

La apertura a la baja en EEUU también se produce después de conocerse que la economía estadounidense generó 103.000 nuevos puestos de trabajo fuera del sector agrícola en el mes de marzo, frente a los 313.000 empleos de febrero.

Estos datos se sitúan muy por debajo de las estimaciones del consenso del mercado, que auguraban un avance de 190.000 empleos, y lejos también de los cálculos ofrecidos el miércoles por la firma privada ADP, que hablaban de una subida en 241.000 contratos.

Del mismo modo, la tasa de paro se mantuvo el 4,1%, frente al descenso hasta el 4% augurado por los analistas.

Por otro lado, los salarios crecieron un 0,3% respecto al mes anterior, aumento dos décimas superior al de febrero. En comparación anual, la inflación salarial avanza en el mes de marzo del 2,6% al 2,7%.

Una vez conocidos los datos de empleo, los inversores estarán pendientes de la conferencia del presidente de la Fed, Jerome Powell, especialmente tras los últimos acontecimientos para ver si éstos varían su visión sobre economía y política monetaria. “El mercado buscará pistas sobre sus impresiones sobre el ciclo y sobre el calendario previsto de subidas de tipos”, añaden desde Bankinter.

El consejero delegado de JP Morgan, Jamie Dimon, advirtió de que el mercado podría estar subestimando la posibilidad de que la Fed tenga que actuar más rápido en la normalización de su política monetaria frente al ritmo que todo el mundo piensa.

Con todo, en el inicio de la jornada, el Dow Jones baja un 0,96%; el S&P 500, un 0,97% y el Nasdaq, un 1,06%

Con el índice industrial en los 24.275,99 euros y todos los valores en negativo, el mayor descenso es el de Goldman Sachs, que baja un 2,08%, por delante Boeing que cede un 1,92%, y de Caterpillar, que se deja un 1,67%.

Hoy Facebook cede en la apertura un 0,38%en la apertura, después de cerrar ayer con un avance del 2,73% tras el anuncio de la compañía de incorporar más medidas de seguridad, exponiendo que será un trabajo minucioso y una batalla sin fin. Como os venimos comentando, su presidente, Mark Zuckerberg, reconoció que hay 87 millones de usuarios afectados por filtraciones.

Por su parte Amazon pierde un 0,98%. El gigante del comercio electrónico volvió a sufrir los ataques de Donald Trump, al afirmar que "no está en un terreno de competencia igual" al de otras empresas porque "tiene una tremenda actividad de cabildeo" en las fuerzas políticas.

En la apertura de la sesión en EEUU, tras el dato de empleo, el euro cambia de tendencia y se fortalece frente al dólar hasta intercambiarse a 1,227 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en el Viejo Continente sube un 0,37%, hasta los 68,41 dólares, al tiempo que el West Texas estadounidense sube un 0,16%, hasta los 63,62 dólares por barril.