El grupo de acciones conocido en el mercado Nasdaq como las “FAANG”, compuesto por Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google, han lastrado durante los últimos días al índice del mercado Nasdaq, donde cotizan las principales compañías del sector tecnológico.

El Nasdaq 100, que agrupa a los 100 valores más importantes de la industria tecnológica, se ha depreciado un 10% desde los máximos históricos del pasado 13 de marzo. 

La mayoría de compañías tecnológicas se han visto perjudicadas en Bolsa ante la posibilidad de controles más estrictos en la industria y una sucesión de noticias negativas que han restado la confianza de los inversores en el sector.

UniCredit señaló esta semana que los ratios de valoración de estas empresas están muy elevados y que hay irregularidades respecto a sus fundamentales. El sector se ha comportado de una manera alcista demasiado agresiva durante los últimos meses, sin tener en cuenta las perspectivas de ingresos y ganancias.

Facebook ha perdido más de 100 mil millones de dólares en capitalización de mercado desde el 16 de marzo, cuando se conoció la filtración de datos de los usuarios a una consultora política británica que colaboró en la campaña electoral de Donald Trump.

En este periodo de tiempo Facebook ha llegado a acumular pérdidas del 18%, de 185 a 152 dólares por acción. El descenso ha provocado un cambio de tendencia en sus acciones, que se confirmó con la ruptura de la línea clavicular de un patrón de hombro-cabeza-hombro. Desde entonces no ha parado de marcar máximos decrecientes y ha pedido todo lo ganando en los últimos 10 meses.

Amazon cayó este miércoles un 4,38% hasta 1.431 dólares, tras la noticia de que el presidente Donald Trump está intentando cambiar el tratamiento fiscal de la compañía. Sus títulos cotizan ahora un 13% por debajo de los récords históricos del 13 de marzo, han perforado la directriz alcista y en este momento no hay referencias de soporte hasta el mínimo de febrero establecido en 1.335 dólares.

Las acciones de Apple se vieron perjudicadas esta semana por un comunicado de Goldman Sachs, en el que rebajó las estimaciones de ventas del iPhone para el segundo trimestre, debido a la caída de la demanda. Desde el máximo histórico de febrero ha perdido un 8,80%, la mitad de las caídas se produjeron en las última dos últimas sesiones.

Netflix se desplomó este miércoles un 4,96% sin motivo aparente, sus acciones se vieron atrapadas en las caídas del sector tecnológico y anotó el mayor descenso diario desde julio de 2016. El gigante del entretenimiento en streaming ha mostrado en 2018 el mejor comportamiento entre los miembros del FANG, con una revalorización superior al 70% en el primer trimestre, pero si continúa el deterioro en las acciones tecnológicas, ese potencial de subidas se volverá en contra.

Google (Alphabet) acumula una depreciación del 14% desde los máximos de febrero, en la sesión del martes registró un retroceso del 4,47% y ahora está tanteando la barrera psicológica de los 1.000 dólares por acción.

En el gráfico diario del futuro del Nasdaq 100, cortesía del broker ActivTrades, observamos que está poniendo a prueba su línea de directriz alcista. Si cae por debajo podría continuar cayendo hasta los mínimos de febrero, establecidos en 6.340 puntos. La pérdida de este soporte empeoraría considerablemente su aspecto técnico y podría desatarse otra oleada bajista en el sector.