Apple ha esperado al primer día de agosto para presentar sus cuentas. Lo hace un día en el que se prevé un menor volumen de cotización y cuando lo que realmente importa a sus inversores es la presentación del nuevo iPhone 8. Pero el peso del fabricante de productos tecnológicos es tan importante, que sus cuentas probablemente influirán en el comportamiento del selectivo tecnológico.

Apple ha subido hasta finales de julio algo más de un 29% en bolsa. Un porcentaje muy superior al 18% que se ha apuntado el Nasdaq. Los valores tecnológicos han seguido tirando del mercado y se calcula que solo Apple ha generado un tercio de las subidas del selectivo. Es más, hace unas semanas Goldman Sachs calculaba que el fabricante de iPhone había sido el responsable de un 16% de toda la subida del S&P 500. Por eso cualquier movimiento de la compañía en bolsa le cuesta muchos puntos a cualquiera de estos dos índices.

Apple y Nasdaq

En los últimos doce meses Apple también ha subido más que el selectivo. En concreto, se apunta más de un 43% de revalorización frente al 23% del índice. Si estiramos el plazo y lo llevamos a la última década, la compañía ha subido  casi un 700%, frente al 150% que se ha apuntado el Nasdaq.

Nasdaq y Apple

Resultados

Apple publicará sus cuentas al cierre de la sesión.  El consenso espera un beneficio por acción de 1,57 dólares, lo que implicaría un aumento de un 10% con respecto al tercer ejercicio fiscal de hace un año. Las ventas, según estos analistas, habrían crecido un 6%, hasta 44.950 millones de dólares.

El pasado trimestre la compañía batió las expectativas de beneficio por acción del consenso en un 3%, mientras que las ventas estuvieron en línea con las previsiones.  Y eso que la compañía vendió menos teléfonos de lo previsto debido a que las estimaciones en China no suelen cumplirse. La compañía recomienda mirar más allá del gigante asiático en el que Apple no ha sido capaz de que los consumidores hinquen con ansia el diente en la manzana.

Como explican los analistas de CMC Markets “Apple está sintiendo cada vez más la competencia con Samsung, que acaba de publicar beneficios récord que han superado las previsiones de los analistas. Apple ha mantenido históricamente una ventaja con Samsung en términos de beneficios operativos, pero la empresa coreana está cerrando ese diferencial”, dicen los expertos.

Las acciones de la compañía reaccionaron con subidas en las semanas posteriores y pasaron desde 145 hasta 155 dólares por acción, aunque en estos momentos se encuentran cotizando alrededor de 150 dólares por acción. Los expertos de CMC Markets señalan que “las acciones de Apple mantienen una tendencia alcista desde mayo de 2016, y están muy cerca de sus máximos históricos de 156,64 dólares por acción. La cuestión es, ¿podrá superarlo tras la publicación de sus cuentas?  Los índices americanos están en máximos y un 16% de la subida se la deben a Apple

Tras las recientes subidas la compañía ha logrado mantener su valoración ligeramente por encima de las del año pasado, alrededor de 16 veces beneficios.

Evolución de la valoración de Apple

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan a Apple en fase alcista con ocho puntos de los diez posibles.

Apple ei

Por su parte, los mismos Indicadores le dan nueve puntos al Nasdaq, que está, por tanto, en fase alcista.

Nasdaq