En noviembre del pasado año nos hacíamos eco de la fuerte subida del bitcoin, una moneda virtual que hizo pensar a muchos, entre otros, nosotros, que estábamos ante una nueva burbuja.

En aquella ocasión hacíamos referencia a la burbuja de los tulipanes. “La historia es tan sencilla que ya la conocemos. De repente, a consecuencia de un virus que afectaba a estas flores, los tulipanes comenzaron a tomar formas y colores diferentes. Se convirtieron en una moda y su precio creció exponencialmente. Un bulbo de tulipán llegó a ser vendido por el precio equivalente a 24 toneladas de trigo.

Ahora, mientras Bitcoin prepara su segundo Black Friday con un pacto con más de 150 empresas, su precio se encuentra por encima de los 900 dólares tras el último tirón de mediados de noviembre. ¿La Navidad será su preámbulo para su pinchazo?”, nos preguntábamos. (Ver: Bitcoin y la crisis de los tulipanes)

Y parece que así fue. Desde ese momento, el precio de la monea virtual ha caído más de un 70% y hoy cotiza muy cerca de los 300 dólares por bitcoin, cuando en diciembre del año pasado llegó a sobrepasar los 1.100 dólares.

bitcoin


Sin embargo, nadie podría asegurar que esta moneda virtual ha muerto, si tenemos en cuenta que hace sólo unos días firmó un acuerdo con Paypal. La compañía de pagos acaba de llegar a un acuerdo con tres procesadores de bitcoin - BitPay, Coinbase y GoCoin-. Así, la moneda podrá acceder al sistema de pagos internacional. El acuerdo no implica que se pueda pagar a través de PayPal con bitcoin, sino que estos operadores harán el cambio correspondiente.

Sin embargo, como instrumento de inversión, parece que la moneda aún no puede considerarse un vehículo muy seguro, ya que hay pocos activos que este año se hayan dejado un 70% de su valor.  (El nuevo instrumento de hacer trading)