La economía mexicana crecerá este año alrededor de un 1,2%, según estimaba hace unas semanas el FMI. La desaceleración se va a producir, fundamentalmente, por el menor gasto del gobierno, un descenso de la actividad de la construcción y menor demanda de Estados Unidos. La situación será diferente el año que viene, cuando esperan que la economía crezca un 3%, gracias a la recuperación de la demanda de Estados Unidos. (Ver noticia)

De momento, los expertos de Barclays prevén que en agosto el PIB se expanderá un 1,5% en tasa interanual, lo que supone una aceleración del 0,2% con respecto al mes anterior. Los economistas de esta firma creen que la mejora vendrá de la mano del sector secundario.

El próximo viernes se reunirá Banxico y se espera un recorte de los tipos de 25 puntos básicos, hasta el 3,5%. Aunque los expertos consideran que las previsiones de inflación están controladas, consideran que las perspectivas para la economía son débiles, tanto desde el punto de vista doméstico, como desde el exterior.

Evolución de los tipos en México


De hecho, en Barclays consideran que el shutdown habrá producido un efecto negativo en la economía mexicana del cuarto trimestre de 0,25 puntos básicos.

Es por eso por lo que creen que el tono del mensaje del Banxico será muy dovish, lo que podría indicar que en su próxima reunión podrían recortar, aun más, el precio del dinero.  En lo que va de año, las autoridades monetarias mexicanas han recortado en dos ocasiones el precio del dinero desde el 4,5%.

En Barclays consideran que esta rebaja ya está recogida en la evolución del peso mexicano, aunque apuntan que un
tono demasiado dovish podría revertir el reciente rally del peso.

Evolución del MXNUSD


Hay que recordar que desde mayo, cuando Ben Bernanke avisó de que este año podría iniciarse el tapering, el peso mexicano, como otras monedas de la región comenzó a depreciarse frente al dólar. Desde septiembre ha recuperado ya un 10%.