Ya se conocen los detalles de la OPV de Cloudera, la próxima salida a bolsa de una compañía tecnológica en Estados Unidos. Pero si hay algo que haya sorprendido es el precio, muy inferior al que pagó Intel cuando invirtió en esta startup en 2014.

Cloudera, que cotizará con el ticker CLDR, ha fijado su precio entre 12 y 14 dólares por acción. Pretende captar 195 millones de dólares con la venta de 15 millones de acciones, algo más de un 10% del capital de la empresa.

A estos precios, la empresa de tecnología de análisis de datos saldrá valorada en unos 1.700 millones de dólares, muy por debajo de los 4.100 millones de dólares en los que estaba en 2014 cuando Intel compró un 22% de la firma por 740 millones de dólares.

En la documentación enviada al regulador, la compañía explicaba que sus ventas crecieron un 57% el año pasado, hasta 261 millones de dólares. Esa cifra no le impidió perder 187 millones de dólares en ese periodo. Según se puede leer en el folleto, uno de los riesgos de los que advierte la empresa es que nunca llegue a ser rentable. 

El Wall Street Journal publica que Intel podría estar interesada en comprar más acciones de la compañía durante la OPV. En concreto, un 10% para mantener su participación por encima del 20%. Pero esta vez lo hará mucho más barato que hace tres años. 

La compañía, que se fundó en 2008, comercializa una solución llamada Hadoop, que ayuda a procesar los datos que generan los negocios en su día a día. El mayor competidor de esta empresa, Hortonworks, comenzó a cotizar en diciembre de 2014 y sus acciones cotizan por debajo de los 16 dólares a los que debutó.  En concreto, los accionistas que entraron durante la OPV se dejan más de un 60%.

De hecho, los expertos afirman que el descuento al que sale a cotizar Cloudera se debe precisamente a este mal comportamiento de su rival en bolsa y a la mayor competencia en la nube de empresas como Amazon o Microsoft.

Intel y comparables cloudera

En estos momentos, si Intel mantiene sus acciones durante la OPV y suben después de la operación, todavía puede obtener rentabilidad de este negocio.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan a Intel en fase de consolidación, al otorgarle cinco puntos en una escala que llega al diez.  Tal y como se ve en el gráfico, la tendencia de la acción en el largo plazo es alcista.

Intel indicadores