Ni un solo índice, ni uno solo de los sectores de Estados Unidos han terminado en negativo en julio. De hecho, la mayor parte de los grandes selectivos han tocado máximos en los últimos días. El Dow Jones comienza agosto en máximos históricos.

Por sectores, el de tecnología de la información ha sido el que mejor lo ha hecho el mes pasado. Es más, es el grupo que más sube desde que comenzó el ejercicio.

El siguiente sector que ha batido al conjunto de los índices ha sido el de semiconductores, con subidas del 4,90% el mes pasado, de casi un 20% en enero y más de un 40% en los doce últimos meses.

Entre los grandes índices, el Nasdaq es el que mejor lo ha hecho, con un avance de casi un 18% desde que comenzó el año y de casi un 3,5% en julio. En doce meses, de hecho, la revalorización ha sido de más de un 22% desde julio del año pasado.

El Dow Jones, no obstante, parece ser el que mantiene un mejor aspecto técnico. En su última entrevista semanal, el analista independiente Antonio Espín explica que “en el mercado americano, en el S&P 500 han tirado cinco valores, y de ellos tres están algo más tibios”.

Señala que “en el DJI mantiene las alzas porque hay valores que retoman el relevo: Boeing, los bancos. El dinero entra en otras cosas”.

Por último indica que “el Nasdaq en el rabioso corto plazo no está claro que haya síntoma de vueltas, pero creo que no va a admitir mucha más caída sin deterioro. Si empezamos a perder referencias en estos valores –Amazon, Alphabet y Apple-. El Nasdaq está dando avisos”.

 

Evolución índices

 

De hecho, el Nasdaq cotiza a múltiplos de 22 veces beneficios. Se trata del nivel más elevado, salvando la excepción del sector de la energía, que a pesar de ser el que peor se comporta desde enero cotiza a 30 veces sus beneficios. El sector que cotiza a un nivel más bajo en términos PER es el de servicios de telecomunicaciones, seguido del financiero, que apenas llega a las 14 veces beneficios. 

 

Valoración y dividendos