Leves ascensos en Wall Street, después de la rebaja de rating de Moody’s a China y con la misma firma calificando el presupuesto de Trump de “demasiado optimista”. Esperan los inversores la publicación de las Actas de la Fed para tener nuevas pistas sobre los tipos. Mientras, el euro cotiza plano en los 1,11 dólares; y el crudo lo hace con saldo mixto, sobre los 54 dólares el barril de Brent.

Wall Street busca su quinta jornada al alza y abre la sesión con leves ascensos, a pesar de la rebaja de rating de Moody’s a China y con la vista puesta en las Actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed), en busca de pista sobre un posible incremento del precio del dinero en su encuentro del mes que viene.

“En principio, reforzarán la idea de una nueva subida de tipos en junio. Corresponden a la reunión en que la autoridad monetaria calificaba de transitoria la debilidad del crecimiento en el primer trimestre, mientras recalcaba la fortaleza del empleo. De confirmarse, el dólar podría recibir cierto impulso, especialmente tras la reciente fortaleza del euro. Eso sí, sin grandes movimientos porque el mercado ya descuenta al 100% el incremento”, explican desde el Departamento de Análisis de Bankinter.

Cotiza la Bolsa neoyorquina al filo de nuevos máximos históricos y ha acogido positivamente los Presupuestos de Donald Trump que, no obstante, han sido calificados por la misma Moody’s como “demasiado optimistas”. El presidente continúa este miércoles con su primer viaje oficial al extranjero y se reúne con el Papa Francisco en Roma.

Vea también: "En modo consolidación a la espera que se depuren excesos"

En el plano empresarial, destacan las subidas de Nvidia Corp, después de que Bloomberg haya publicado que la japonesa SoftBank ha alcanzado una participación de 4.000 millones de dólares en la compañías; así como los descensos de Lowe’s y Advance Auto Parts, cuyos resultados no han alcanzado las expectativas del consenso; y Tiffany & Co., que bate las previsiones en beneficio, no así en ventas comparables. 

Técnicamente, el equipo de José Luis Carpatos, analista independiente, apunta que "debemos seguir con muchísima atención la evolución de los acontecimientos en el sector bancario del S&P 500. Recuerden que tuvo movimiento alcista muy potente en el momento en que Donald Trump se hizo con la presidencia de Estados Unidos por una apuesta clara por el aumento de inflación gracias a las promesas electorales que hizo (...) estamos bajo la influencia de una cubierta de nube oscura cuando alcanzamos la sobrecompra, momento en el que no hemos parado de tener problemas. No pierdan de vista que tanto Goldman Sachs como JP Morgan tienen en gráficos a días figuras de hombro cabeza hombro y si se fijan en el gráfico adjunto del sector, verán que el RSI está empezando a acercarse demasiado al peligroso nivel de la directriz alcista desde los mínimos de 2016, ya que perder está directriz junto con una salida de la sobrecompra suele traer problemas".

Vea también: "Tres acciones para buscar un rebote con fundamento"