No llevan parche en el ojo, ni pata de palo. O sí, nunca lo sabremos. Los piratas del siglo XXI navegan en aguas mansas, ni tan siquiera se les ven, pero están acechados y a la espera en cualquiera de los recovecos que les deja internet. Ni tan siquiera Telefónica o el servicio sanitario británico están a salvo. Usted tampoco. Pero, ¿existe manera de intentar compensar los estragos de estos nuevos corsarios?


La semana pasada el mundo entero se despertaba con la noticia de que un grupo de piratas informáticos de los que apenas se conoce ni origen, ni motivación, aunque sí objetivo, el dinero.

Su ultima fechoría fue el lanzamiento del famoso ransomware, Wanna Cry, que atacó a centenares de empresas a nivel mundial dejando al aire las debilidades de compañías como Telefónica. De hecho, España fue el tercer país más afectado por este virus, tras Estados Unidos y el Reino Unido.

Tras este Wanna Cry (quiero llorar), a los usuarios les queda la sensación de que no están seguros. Pero, ¿y los inversores?

Jeremy Gleeson, director de AXA Framlington Global Technology Fund, acaba de escribir una nota para sus clientes en el que afirma que es posible hacer de la debilidad virtud.

El gestor explica que “la ciberseguridad no es un fenómeno Nuevo, y de hecho se ha convertido en un área del mercado tecnológico cada vez más importante en las últimas décadas. En cualquier caso –apunta el gestor-, en los últimos cinco años las empresas se han digitalizado cada vez más y se ha aumentado la vulnerabilidad y, por ende, se ha incrementado la necesidad de protección. La única diferencia con Wanna Cry hasta ahora, es que este último ataque ha sido mayor y más indiscriminado que en otras ocasiones. Y esto tiene un impacto real en los negocios”, alerta.

Apunta que algunas industrias reguladas como los servicios financieros y la sanidad han invertido históricamente grandes cantidades en ciberseguridad, con los grandes bancos y las farmacéuticas, entre los sectores más preocupados.  En su opinion, “como otras emprsas son cada vez más digitales, necesitan más protección y aumentarán sus presupuestos”.

Resalta que muchos de los problemas se han producido en los últimos meses debido a muchos sistemas operativos desactualizados. Por eso la actualización de equipos y la vigilancia de ese tipos actividades es cada vez más esencial.

¿Dónde encontrar las oportunidades?

En AXA IM reconocen que la mayor parte de las empresas que se pueden aprovechar de esta nueva tendencia están en Estados unidos y en Israel, de todos los tamaños, desde pymes hasta corporaciones on una capitalización de más de 100.000 millones de dólares.

El fondo de este gestor tiene una exposición del 8% a esta  industria y las principales apuestas son Palo alto Networks y Cisco Systems.

De hecho, estas dos empresas están entre las principales del sector. Tal y como puede verse en el siguiente gráfico, Palo Alto es la firma con un mayor potencial dentro de las principales comparables. De hecho, de todas las que aparecen en la tabla, todas tienen recomendación de sobreponderar, salvo Juniper Networks, ante la que los expertos se mantienen neutrales. 

 

Compañías de ciberseguridad