Es importante centrar esto por las repercusiones en el mercado. Posibilidades:

1- No intenta nada, simplemente que es así. Es una posibilidad. Igual que sacó el tema de los nazis a los alemanes, y otras salidas de tono.

2- Está intentando seguir con la teoría de juegos de Varoufakis, y están intentando como desde hace varios días, que se sientan mal en Europa y el BCE, demonizar al FMI, y causar una fisura entre sus acreedores, que pudiera hacer más fácil un acuerdo.

Estrategia difícil que salga bien, no quiero ser pesado, pero la clave de todo es que Europa, no quiere crear el precedente de que basta con cambiar de gobierno para no respetar los acuerdos. Esto no parece verlo Tsipras, el problema de la parte contraria contra la que lucha es ese. Si quiere encontrar una solución, cada parte tiene que dar salida a los flancos débiles del contrario.

El flanco débil de Tsipras es que como populista que es ha prometido el oro y el moro a su país, y no puede quedar mal. El de los otros es que con un programa mal diseñado, y solo en plan patada adelante, ahora no pueden retroceder posiciones aunque lo vieran lógico por el precedente del que ya hemos comentado.

Tsipras al margen de su populismo, ve como su pueblo está fatal, la troika, no olvida que en realidad todo esto nace, por un engaño de Grecia con las cifras que desembocó en un cataclismo económico...

No hay buenos ni malos, todos tiene razón, nadie la tiene...

3- Y esta sería la peor posibilidad a corto plazo para los mercados. Tsipras con este discurso, se prepara para romper definitivamente, y está culpando a todos, para empezar a curarse en salud. Rompo, pero es por culpa de los otros.