Se espera una apertura alcista en Wall Street coincidiendo con algo de debilidad en el dólar que puede animar a las petroleras y buena recepción por los inversores de la aprobación de los planes de capital de todos los bancos importantes de EEUU por la FED. El problema lo tenemos en las ventas minoristas que no apoyan la visión de que el consumo interno pueda aceptar el relevo de las exportadoras.
Seguimos dentro de esta semana en donde no tendemos datos macro especialmente grandes en general pero hoy ya es el día en donde tenemos un par de ellos que sí pueden mover mercado, como de hecho lo están haciendo.
Recordemos que mantenemos la debilidad en el mercado norteamericano ya que tanto el NYSE como el Nasdaq compuesto se alejan de la zona de resistencias pero poco a poco y ya nos estamos acercando a zonas importantes de soporte como por ejemplo la directriz alcista desde los mínimos de diciembre en el primero o el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de febrero en el segundo, como se puede ver en estos gráficos:

nyse


nasdaq


Por otro lado, el mercado de divisas sigue moviendo al mercado y hoy tenemos el efecto contrario al que disfrutamos ayer. En la última sesión tuvimos una continuación de las bofetadas del euro a costa de los efectos claros del programa cuantitativo en forma de nuevas y constantes bajadas de tipos en Europa.

Hoy el euro vuelve a ganar fuerza tomando como cierta referencia la vuelta al alza que tuvo contra la libra y que acabó dejando una muestra de interés comprador en ese cruce que hoy se está saldado con subidas de 0,63%.

Pues bien, los datos macro que hemos tenido hoy, están ayudando a que el dólar tenga menos fuerza porque no han salido especialmente buenos.

Cierto es que el paro semanal ha bajado y se ha colocado otra vez por debajo de los 300.000, cuando se esperaba que se colocase por encima, pero esta benevolencia es total y absolutamente contrarrestada cuando vemos unas ventas minoristas de febrero que quedan mucho peor de lo esperado y sorprendentemente marcan otro nuevo descenso.

Dado que en la economía de EEUU el consumidor es el rey, las ventas minoristas han hecho mucho daño. No debemos perder de vista que con un dólar muy caro, las exportadoras no pueden aportar lo que debieran a la economía y todo se basa en consumo interno, favorecido por el mayor poder de compra del dólar, pero si las ventas minoristas no mejoran, hay algo que no cuadra. Precisamente, esa situación es la que está ayudando a que el euro recupere fuerza, no tanto por fortaleza del euro como por debilidad del dólar.

Por lo tanto, el euro dólar se está intentando dar la vuelta y ahora hay que tener cuidado por si dejamos alguna figura alcista que ayude a reducir la sobreventa, como pueden observar el gráfico adjunto:

eurusd


En cuanto el dólar pierde fuerza, todos los ojos van deprisa a mirar el comportamiento del crudo y la verdad es que está mejorando, pero sigue por debajo de los 50,00 $, aunque cotiza por encima del soporte de los 48,00 $.
A la cierta estabilidad hay que añadir, sí miran el gráfico adjunto, cómo la vez que cotizamos por debajo del soporte de los 48,00 $, dejamos una muestra de interés comprador con volumen alto, así que mientras no perdamos el mínimo de la figura, existe zona de compras justo por debajo.

wti


Si ahora vemos el comportamiento del sector energético, veremos que estamos muy cerca de la sobreventa, así que hay que empezar a vigilarlo.

xle


Hoy los bancos, sector que ha sido protagonista en la sombra durante gran parte de febrero, y hace dos sesiones tuvo un desplome considerable, hoy tiene buenas noticias ya que todos los bancos que tuvieron pruebas de esfuerzo en Estados Unidos, menos las filiales de dos europeos, han aprobado los planes de capital, así que deberían verse recompensados por el mercado. Los que han fallado son las filiales del Santander y del Deutsche Bank.

xxlf