Analizando las caídas de las últimas semanas en los índices a nivel mundial hemos detectado un patrón de comportamiento muy interesante en cuanto a volatilidad se refiere y es que, normalmente caídas bruscas y verticales de los precios de cotización de los áticos suelen traer consigo movimientos fuertes al alza de los indicadores de volatilidad de dichos activos. Hoy les mostraré y analizaré las curvas de volatilidad tanto del índice alemán DAX30 como del índice francés CAC-40 sirviendo ambos análisis como una representación directa de los podría pasar en Europa en los próximos días y semanas.

Antes de comenzar, recordarles que los índices de volatilidad miden la volatilidad implícita en una cartera de opciones Call y Put relacionadas con un índice o ETF específico. El índice VIX de volatilidad del CBOE ( Chicago Board Options Exchange) es el más popular y mide la volatilidad implícita de esta cartera de opciones Put y Call out of the money para el S&P 500. En concreto, el VIX se encarga de medir las expectativas a 30 días del índice S&P500, de esta misma forma podemos estudiar las curvas de volatilidad de otros índices como el DAX ALEMAN, el CAC FRANCÉS o el IBEX ESPAÑOL.

Para ello tan sólo tendremos que medir la volatilidad implícita de una cartera de opciones CALL y PUT a 30 días de estos índices europeos. El precio de cada opción lleva implícita una volatilidad, también conocida como Desviación Estándar. Utilizando una fórmula bastante compleja, el CBOE (en el caso de los índices de volatilidad americanos) calcula una media ponderada de la volatilidad implícita para ver las expectativas a 30 días del índice estudiado, cuando hablamos de 30 días nos referimos a días naturales y no días de bolsa que serían 20.

Resumamos el proceso para su cálculo en 4 pasos :

1- Seleccionar el corto y el largo plazo de las opciones de Put y Call
2- Calcular la volatilidad implícita para cada opción.
3- Calcular la media ponderada de la volatilidad implícita en dichas opciones
4- Multiplicar la media por 100.

Los analistas técnicos o chartistas suelen utilizar el VIX DAX , VIX CAC o EUROVIX así como otros índices de volatilidad, para medir el sentimiento y así buscar sentimientos extremos que puedan presagiar giros del mercado. ¿Cómo debemos usar o interpretar los índices de volatilidad?

Normalmente, el VIX tiene una relación inversa con el mercado de valores. Cuando las acciones bajan, el VIX aumenta y viceversa. El mercado de opciones suele ser alcista generalmente, por lo tanto, las subidas de las acciones serán consideradas como un factor de menor riesgo, mientras que si el mercado es bajista y las acciones caen, este hecho conlleva a un mayor riesgo. Mientras mayor sea el riesgo percibido, mayor será la volatilidad, por lo que esta volatilidad es más susceptible a la dirección del mercado. Un giro o una caída a la baja provoca una mayor demanda de opciones de venta u opciones put y esto provoca un incremento de la volatilidad.

Es por lo que muchos analistas consideran el VIX un indicador simultáneo, es decir, que este indicador depende directamente del movimiento de las acciones. Cuando el los índices de Volatilidad VIXDAX o VIXCAC  presentan fuertes ascensos y estos llegan a zonas de máximos  relevantes podemos pensar que el mercado de renta variable esta muy temeroso y con las caídas  de sus índices y las carteras comienzan a llenarse de put compradas para realizar coberturas de las posiciones largas y esto da lugar a una volatilidad muy alta.

Vean el gráfico del VIXDAX



La volatilidad del DAX ha ascendido de forma vertical hasta sus niveles máximos de febrero y agosto pasados por encima de los 30 puntos básicos y estos niveles son los más altos que se ven en Alemania desde hace al menos 3 años. Las últimas veces que hemos visto esos niveles tan altos de volatilidad fueron el pasado mes de febrero del 2016 y en agosto de el año 2015 superando en ambos casos los niveles de miedo extremos situados en los 30 puntos. En ambos casos los ascensos de volatilidad hasta esos niveles de 30 puntos acabaron con fuertes repuntes de la cotización del índice alemana y correcciones importantes en los niveles de volatilidad hasta zona neutral.

Actualmente la volatilidad se ha visto fuertemente aumentada en el ultimo mes, desde los niveles de soporte de corto plazo marcados en los 18-20 hasta los niveles actuales de 30 puntos, esto indica la compra masiva de opciones PUT en previsión de la continuación de las caídas , pero ya saben que en estos casos de sentimiento extremos debemos aplicar la Teoría de la opinión Contraria y por lo tanto debemos ir pensando en la cercanía de un nuevo repunte alcista

En el caso del VIXCAC, índice de volatilidad de Francia , tenemos un caso parecido pero con una diferencia que podemos mencionar. La volatilidad ha ascendido bruscamente al igual que en el VIXDAX, pero estos ascensos han superado los máximos de volatilidad de las otras tres señales de máximos que les mostramos en el gráfico adjunto.




En este caso concreto, podemos observar cómo la zona de máximos y zona de resistencia marcada en el gráfico con una línea discontinua en color rojo en niveles de 35-38, ha sido testeada hasta en 3 ocasiones previamente y con el impacto actual hablamos de cuatro veces en los últimos 2 años que vemos esos niveles de volatilidad tan alto en este índice de referencia europeo. En los otros tres casos anteriores solo tenemos que esperar que se produzcan un par de factores  para que demos por terminado el proceso bajista y confirmar así el nuevo movimiento alcista, este par de factores son la ruptura de la directriz bajista del movimiento descendente que provocó el aumento brusco de volatilidad y el descenso de la volatilidad por debajo del nivel de 30 de manera que se confirme así la normalización del movimiento de la curva de precios.

En resumen, los niveles actuales de volatilidad nos hacen prever un posible final del movimiento bajista europeo en las próximas sesiones, si a esto le unimos la favorable pauta estacional que hemos tenido en los últimos 10 años desde finales de junio a finales de julio en el mercado de renta variable global, podríamos ser optimistas .Si a estos dos factores positivos le sumamos un resultado del brexit favorable  a los intereses europeos tendremos un mercado al alza durante un tiempo medianamente prolongado.
 
 
JOSE LUIS GARCIA LOPEZ