El experto analiza el aspecto técnico de Google y las posibles estrategias a seguir para operar con él en el mercado estadounidense.
En el gráfico semanal podemos apreciar que tanto el momento como la aceleración están en positivo. Desde hace cinco días el momento ha cambiado de color y sigue estando por debajo de cero, por lo que deberíamos estar buscando operaciones en corto. Ha cambiado después de que el día 2 de abril hizo un Split de sus acciones. Por tanto, un quiebre por encima de los 577,16 dólares daría señal para buscar al alza.

Buscaríamos en este sentido un primer objetivo de 605 dólares y un segundo objetivo de 640 dólares. La entrada en corto sería por debajo de los 510,97 dólares, buscando un primer objetivo de 460 dólares por acción y un segundo objetivo de 430 dólares por acción.

Viendo nuestro gráfico diario observamos como el momento ya ha pasado a positivo al igual que la aceleración está por encima de cero, recuperándose de la corrección que venía realizando. Ya se empieza a mover por encima de las medias móviles y a dirigirse al alza en el caso de romper la resistencia, que es donde señalamos nuestra entrada en largo.

Las entradas en largo estarían por encima de los 577,16 dólares, buscando un primer objetivo de 584 dólares y un segundo objetivo de 590 dólares. La entrada en corto estaría por debajo de los 548 dólares por acción. El primer objetivo estaría ubicado en los 542,50 dólares por acción y un segundo objetivo de 538 dólares por acción.

En nuestro gráfico de 15 minutos estamos viendo alguna divergencia que está apareciendo entre el momento y el precio, lo que nos podría estar anticipando una corrección a la baja. El momento se encuentra en positivo, pero por debajo de cero, y la aceleración en negativo por encima de cero. Está perdiendo fuerza en dirección alcista.

La entrada en largo estaría por encima de los 571,95 dólares por acción. El primer objetivo sería 575 dólares y el segundo objetivo 580 dólares por acción. La entrada en corto estaría por debajo de los 566,12 dólares. Buscaríamos un primer objetivo de 562 dólares y un segundo objetivo de 557 dólares por acción.