El fabricante de productos deportivos ha publicado unas cuentas del cuarto trimestre fiscal que se han situado en la parte alta de las previsiones de los expertos.
En concreto, el beneficio neto subió un 5,4% en ese periodo con respecto a la misma fecha del año anterior. La ganancia neta fue de 698 millones de dólares, o 78 dólares por acción. El consenso esperaba un beneficio por acción de 75 dólares por acción.

La mejora del beneficio se ha producido fundamentalmente en mercados como el estadounidense, en los que se ha apreciado un aumento de la demanda de este tipo de productos.  De hecho, los ingresos en la unidad estadounidense han crecido un 10%, hasta 3.290 millones de dólares.

El pasado mes de marzo, Nike ya avisó que las ventas crecerían menos de un 10%, entre otras cosas porque la apreciación del dólar con respecto a otras divisas impacta negativamente en sus resultados. De hecho, en la presentación de resultados la compañía avisó de que el efecto divisa había tenido un impacto de 30 millones de dólares en el beneficio bruto.

Entre tanto, la cotización de la compañía recibe estos resultados ligeramente por debajo del nivel desde que inició el ejercicio, aunque ha recuperado más de un 8% desde mínimos del año.

Nike desde el 1 de enero


Nike en bolsa

Fuente: Bloomberg


Los Indicadores Premium le dan una puntuación de 7 en una escala que va del 0 al 10, lo que implica que está en fase de consolidación.

En concreto, si se analizan detenidamente estos indicadores puede observarse que el único punto más negativo en la tendencia a largo plazo para el valor, que es bajista. Sin embargo, el resto de parámetros para Nike es positivo.

Indicadorse de Nike


Si quiere recibir alertas cuando Nike cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.