O dicho de otra forma: ¿está cambiando la tendencia a medio plazo?  Días "sangrientos" como el de ayer parecen sugerirlo. Pero las tendencias, y mucho más en los techos que en los suelos, no suelen cambiar de repente, sino que es un proceso largo. Lo cierto es que éste será el cuarto cierre semanal consecutivo en rojo del SP500, algo que no pasaba desde Junio-09. La sesión de hoy estará marcada por el dato más importante del mes: la cifra de paro USA.

El SP cerró ayer en 1.063, a tan solo 13 puntos de una zona de soporte muy importante: 1.040-1.050. Por allí pasa la MM200 diaria y una importante directriz bajista que se superó en Noviembre. Precisamente ése nivel es, como dicen los anglosajones, es "the line in the sand", la última defensa de los alcistas. Perder dicha cota y la MM200 en gráfico diario supondría que muchos sistemas pasarían a bajista la tendencia a medio plazo. En el Eurostoxx, la zona equivalente es el 2.600.

EUROSTOXX diario



Ayer alcanzó la primera proyección de caida tras la falsa ruptura del techo en diamante: su base, que curiosamente coincide con la media aritmética de 200 sesiones (en amarillo). La media exponencial de 200 (linea superior amarilla) ya la dejó atrás 50 pipos más arriba.

Por tanto, el 2.700 es un soporte fuerte, y no debería perderlo a cierre diario en el primer ataque. Aunque las ventas que se vieron ayer fueron tan agresivas que todo puede pasar. Por otra parte, la altísima sobreventa a corto plazo, y un valor avance/descenso del NYSE extremadamente bajo (0,1113), favorecen un rebote en esta zona.

Respecto al recuento de Elliot, estamos en una clara corrección A-B-C (que bien pudiera resultar una impulsiva 1-2-3-4-5). No sería nada extraño que la onda C se prolongase hasta la zona de 2.600-2.650 durante la semana que viene.

A las 14:30 se publica el dato de empleo americano, que además hoy incluye la revisión anual. El dato promete ser horrendo, y probablemente lo sea. Recordemos que el día de hoy tiene un patrón que se cumple en un 70% de las ocasiones: si el dato es malo y el SP abre con gap a la baja, entre las 15:30 y las 16:00 se produce un suelo, y sigue un rebote importante que tapa el gap y hace que el SP cierre en positivo. Si el dato es bueno, y el SP abre con gap al alza, en la misma franja horaria se produce un techo, y sigue una caída importante que tapa el gap y hace que el SP cierre en negativo.

Por tanto, si hoy buscamos aprovechar un posible fuerte rebote, el escenario ideal sería el primero: qesperar a que salga  un mal dato de empleo y el SP abra con gap bajista, y abrir largos en cuanto detectemos una figura de vuelta o suelo. En cualquier caso, no olvidemos que este patrón es solo eso: el más probable, nunca se puede asegurar su cumplimiento.

Terminamos comentando otra "teoría conspiratoria" que circula esta semana por los blogs americanos: las dificultades que están empezando a tener los gobiernos para colocar sus enormes emisiones de deuda (se nota en las rentabilidades, que están subiendo) les ha hecho decidir que la única solución sería mejor forzar la huida de los capitales desde los activos de riesgo (bolsa, materias primas) hacia los bonos. Y para hacerlo, nada mejor que provocar otro crash bursátil... asunto para reflexionar...