La situación se complica para nuestro índice IBEX 35, cuya versión al contado retrocede un -0,30% al tiempo que el resto de los grandes índices europeos cotizan, todos, en terreno positivo con moderadas alzas.

Los osos siguen atacando con rotundidad logrando mantener en escala temporal intradiaria una perfecta secuencia de máximos y mínimos decrecientes que sitúa al índice español por debajo de los 10.500 puntos, ello con una mejoría en el volumen de contratación que sigue invitando a pensar en una continuidad de los descensos rumbo a los 10.400 puntos.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

En escala temporal diaria, lo que llevamos de sesión, así lo demuestra con un cuerpo bajista y que cotiza en mínimos de sesión en una apertura por tanto muy favorable para las ventas que logran posicionar al índice de referencia español a contracorriente de los grandes índices europeos que en estos momentos cotizan todos con alzas.

Desde luego, un hecho a tener en cuenta es que las perforaciones de soporte de los 10.622 / 10.564 puntos han sido mucho más contundentes en precio por parte de las ventas que lo que han llegado a registrar las compras, a la inversa, ello que seguíamos considerando una vuelta a la zona de los 10.444 / 10.402 puntos.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)