La plaza española es la que presenta un aspecto más deteriorado por culpa del gran peso que tienen los desdichados bancos, así como por razones que minan la confianza en nuestro mercado, como la cercanía de las elecciones generales. Abordamos la situación de los índices europeos desde el lado técnico.
 
IBEX 35
El Ibex 35 es el segundo peor índice de Europa, sólo por detrás del ATHEX, claro está. Tan sólo acumula una subida del 1,50% y tendencia libertina se ha mantenido prácticamente durante todo el año. Aunque hay que resaltar algo entre toda esta niebla técnica y, es que, nuestro índice no ha perforado la directriz alcista que nació en julio de 2012. De hecho, en los mínimos anuales de septiembre se frenó gracias a este soporte (9.291 puntos).

Ahora, a más corto plazo vemos que el Ibex ni siquiera ha superado el retroceso de Fibonacci del 50% de todo el movimiento de caída entre los máximos y los mínimos del año, mientras que el resto de plazas ya atacan el retroceso del 61,8%. Así, el Ibex 35 debe superar primero los 10.560 puntos. Posteriormente la clave estará en que ataque la media de 200 sesiones, coincidente con el retroceso de Fibonacci del 61,8% y que está en torno a 10.800 puntos.

ibex 35



DAX
El DAX alemán intentar recuperar el tono tras una primavera y un verano realmente complicados en los que perdió un 11%. De todas formas, el selectivo germano aún salva un porcentaje similar en lo que va de ejercicio. Además, como en otros índices que este año acumulan relevantes plusvalías, el DAX mantiene vigente la directriz alcista de muy largo plazo que nació en julio de 2011 y que pasa por los 9.500 puntos. Además, este precio coincide con los mínimos de verano en los que se frenó en varias sesiones, confirmando un suelo.

A más corto plazo el DAX se está acercando a la media de 200 sesiones en 11.054 puntos. Confirmar por encima de este precio le llevaría a atacar el último retroceso de Fibonacci de todo el movimiento de caída entre los máximos de abril y a los mínimos de septiembre, así como la directriz bajista que nació en dicha cima. Así, si supera los 11.227 puntos el DAX mejorará su situación de medio plazo claramente.

dax



EUROSTOXX 50
El índice compendio europeo muestra una situación técnica más debilitada que el alemán, algo de cajón al pensar que acumula una subida del 9% en el año. Además, aunque mantiene la directriz alcista nacida en mayo de 2012, el precio se encuentra más alejado de la directriz bajista que nació en abril. El EuroStoxx 50 debería subir un 3,34%.

A más corto plazo podría atacar la resistencia de los 3.500 puntos, nivel en el que convergen la media de 200 sesiones y el retroceso de Fibonacci del 61,8%. Por abajo la clave es el soporte de los 3.400 puntos (50% de Fibonacci).

eurostoxx



FTSE MIB
El índice italiano ha sido el que mejor comportamiento ha tenido en el viejo continente. Muestra de ello es que acumula una revalorización del 18%, el doble que la del EuroStoxx 50. De hecho, mientras que otras plazas han marcado mínimos anuales tras el verano o se han quedado a las puertas de hacerlo, el MIB ha seguido por libre y no ha parado de subir desde enero. De hecho, las caídas del verano se frenaron en los 20.200 puntos, zona clave porque por este nivel pasa la directriz alcista que nació en julio de 2012 y que confirma la clara tendencia alcista del índice transalpino.

A corto plazo el precio se está moviendo entre las medias móviles de 200 (22.548 puntos) y 40 periodos (21.921 puntos). Confirmar por encima de la media de 200 significaría también atacar el retroceso de Fibonacci del 61,8% de todo el movimiento de caída desde los máximos del año y los mínimos de agosto.

mib



CAC-40
Y si el índice italiano se alza con la medalla de oro, el francés lo hace con la de plata. El CAC-40 acumula una revalorización del 15%. Además, coincide con el MIB en que las caídas del verano fueron frenadas por la directriz alcista que nació en el verano de 2011 (4.200 puntos) y que confirma la tendencia positiva del índice.

Además, el CAC-40 saca ventaja habiendo confirmado ya claramente por encima de la media de 200 sesiones (4.880 puntos) y del retroceso del 61,8% de Fibonacci del movimiento de bajada desde los máximos del año y hasta el suelo de agosto. Ahora apunta a los máximos anuales, registrados en los 5.268 puntos, aunque antes puede encontrar una resistencia intermedia en los 5.050, donde dejó un hueco abierto en agosto.

cac