Como se indicó anteriormente, durante 2.006 se pudieron realizar operaciones con Warrants sobre 111 activos subyacentes diferentes, aunque el año terminó con 100 activos subyacentes, doblando los registros de 2.004 y 2.005.
SUBYACENTES MÁS NEGOCIADOS Como se indicó anteriormente, durante 2.006 se pudieron realizar operaciones con Warrants sobre 111 activos subyacentes diferentes, aunque el año terminó con 100 activos subyacentes, doblando los registros de 2.004 y 2.005. Es en este apartado donde más se ha notado el desarrollo del mercado de Warrants español, pues se han admitido a negociación Warrants sobre índices tales como el inmobiliario FTSE Epra Euro Zone, el índice del agua Wowax (con una acogida sorprendente entre los inversores), o el índice sobre materias primas CRB. También se ha avanzado mucho en lo que respecta a activos subyacentes españoles de mediana capitalización, como lo prueba las emisiones sobre Metrovacesa, ACS, Acerinox, Acciona, etc…de modo que son ya más de 20 compañías del Ibex-35 las cubiertas por los Warrants, y en acciones extranjeras, donde la oferta es considerable. Cabe ahora preguntarse cuál ha sido la aceptación de los inversores de esta mayor oferta. De los 111 activos subyacentes sobre los que se han emitido Warrants, 65 han negociado más de 1 millón de euros, siendo 87 los que contrataron más de 100.000 euros. Pese a que sigue habiendo gran concentración entre los 10 subyacentes más contratados, la demanda también se ha diversificado notablemente, pues en 2.005 el 85% del total del volumen se centró en 10 subyacentes, mientras que en 2.006 esa cifra se ha alcanzado entre los 20 primeros subyacentes. En 2.006, con mayor motivo quizá que en otros años por la evolución del mercado continuo español, los inversores se centraron en subyacentes españoles, como se puede ver en el gráfico adjunto: hay que bajar hasta la décima posición para encontrar un activo subyacente extranjero, en este caso, el índice Nikkei-225. En 2.005 fueron 3 los subyacentes extranjeros incluidos entre los 10 primeros. Pero 2.006 ha sido claramente el año del Ibex- 35, único índice entre los de mayor capitalización que ha conseguido una revalorización superior al 30%. Este hecho ha bastado para que tanto el propio índice como sus componentes hayan sido los que más interés despertaron entre los inversores en Warrants. Siguiendo con el gráfico adjunto, se puede ver que la diversificación es mayor a partir de la décima posición. Hasta entonces, básicamente están incluidos los Warrants sobre las principales acciones españolas, para luego incluirse acciones como Nokia, que repite como la acción extranjera más demandada, seguida muy de cerca por Alcatel (sólo 2 millones de euros de diferencia). Uno de los subyacentes cuya aparición entre los más demandados es más sorprendente es el Petróleo Brent, no porque su evolución no resulte atractiva para los inversores en Warrants, sino porque es la primera vez desde el año 2.000, cuando este subyacente fue puesto a disposición de los inversores españoles, que ha captado tanto volumen: más del 1% del total (el oro, la otra materia prima más demandada, se quedó en un 0.65%).