Cualquier sistema de Trading, ya sea automático o discrecional, tiene que enfrentarse temporalmente en algún momento a lo largo de su utilización, a las fases de Drawdown. Son series de Trades, donde apenas hay compensación entre trades buenos y malos, y por tanto normalmente se produce una erosión considerable del capital del Trader, si éste no es consciente de que se encuentra en una de esas fases.

No debemos perder de vista, que el mercado es una Realidad Cambiante. La aparición de estas series se produce cuando el mercado cambia, y por algún motivo el sistema de Trading que estaba funcionando en la anterior fase de mercado deja de funcionar correctamente en ésta. En el Trading discrecional todos tenemos nuestro lado preferente. Algunos prefieren operar en mercados muy bajistas, mientras que a otros se les da mejor los mercados alcistas, hay Traders que prefieren los movimientos muy rápidos con mucha volatilidad, mientras que otros se sienten más cómodos con mercados más lentos, etc....

Lo inteligente en estos casos, es reducir o parar la operativa, dado que nos encontramos en una fase de mercado que no nos favorece. Sin embargo, la mayoría de las veces se hace justo lo contrario: Se intensifican la frecuencia y tamaño de posición en los Trades, con la intención frenética de recuperarse cuanto antes de la serie de pérdidas, en un entorno de mercado, que se está demostrando poco favorable para el Trader. El resultado, es un drawdown mucho mayor del que hubiera resultado, manteniendo el ritmo normal de operativa. Un drawdown entre el 15% y el 25% del capital, es algo doloroso, pero asumible. Un Drawdown entre el 50 y el 70% del capital, es algo prácticamente irrecuperable.

Lo anterior ocurre principalmente en los sistemas discrecionales. Y digo principalmente, porque aunque en un sistema automático no debería ocurrir, siempre está el Trader que puede modificar, o parar el sistema en el momento menos adecuado, por lo que un sistema automático no es siempre 100% automático. En un sistema automático puro, ojos que no ven corazón que no siente, pero en el Trading discrecional, las series de Drawdown suponen un alto coste psicológico para el Trader, que en esos momentos se ve sobrepasado por el propio mercado. Es muy importante ser consciente de cuando se entra en estas fases, y saber actuar de la manera adecuada, porque para muchos Traders implican unas pérdidas de las que ya difícilmente se recuperarán, cuando no, su expulsión directa del mercado.

El coste psicológico se puede reducir, si el Trader es consciente de que se encuentra en una serie de Drawdon, y que estas series son parte de la operativa de Trading. Ahora bien, ¿ qué indicadores pueden hacer saltar la señal de alarma, para que el Trader se de cuenta de que está en fase de Drawdon antes de que sea demasiado tarde ?

El primero y más evidente es una brusca caída en el porcentaje de acierto de los últimos trades realizados. Personalmente recomiendo llevar un histórico de los últimos 20 trades ejecutados, y de ahí correr el porcentaje de acierto (además del porcentaje de acierto del total de nuestra operativa). Esta media móvil será lo suficientemente sensible para avisarnos. Cuando esta variable se sitúe por debajo del 50% deberá saltar la primera señal de alarma. En las fases de Drawdown, esta variable puede llegar a situarse bien por debajo del 30%...

Pero por otro lado, el profit-loss de los últimos 20 trades también se resentirá. La ansiedad generada por la serie de Drawdown, hará que el control de riesgo en lo que a ejecución de stops se resienta, y que además cerremos los trades buenos antes de lo normal. Por tanto aquí también se producirá una caída notable, con respecto del profit-loss medio de nuestra operativa.

Ahora bien, ¿ una vez detectada la fase de DrawDown, qué hacer ? Bueno, si somos conscientes de que nos encontramos en una fase de mercado que nos va a costar dinero, lo mejor es no operarla, o reducir mucho el tamaño de las posiciones.

¿ Hasta cuando ? Hasta que volvamos a encontrarnos en un mercado que nos favorece. El problema es que si dejamos de operar y nos desvinculamos totalmente del mercado, nunca sabremos cuándo hemos salido de la fase de Drawdown, pero si permanecemos operando en Real en plena fase de DrawDown, nos costará dinero.

Una posible solución por tanto, será el PaperTrading, o la Operativa Simulada. El Trader deberá seguir corriendo los trades que genere su sistema de entradas, pero sin ejecutarlos en mercado real. Ahora bien, es cierto que la Operativa Simulada puede carecer de la intensidad emocional y el componente psicológico que caracteriza a la Operativa Real, pero precisamente en la fase de DrawDown esto le puede venir bien al Trader. Si además el Trader puede disponer de una cuenta Demo asociada, y pasar esta fase en un grupo de Trading, donde otros compañeros se encuentran también en esa misma situación, la tarea se hace más llevadera. En el Grupo de Trading del Programa TradeCoaching que gestiono, la estrategia está dando buenos resultados en ese sentido.

Haciendo lo comentado, el Trader consigue dos cosas: Por un lado se liberará de la tensión psicológica y el miedo a realizar trades por incurrir en más pérdidas operando en un mercado que no le es favorable, y por otro podrá tener datos objetivos de cuándo comienza a salir de la fase de Drawdown, y en caso de no conseguirlo, realizar los ajustes necesarios en su Sistema de Trading en un entorno controlado de Operativa Simulada.

En concreto, el Trader deberá prestar atención a la evolución de las mismas variables que le informaron de la entrada en fase de Drawdown: cuando tenga un porcentaje de acierto en los últimos 20 trades superior al 55% de nuevo y una recuperación notable en la evolución de su profit-loss variable, será el momento de plantearse retomar la Operativa con mercado real.