La entidad financiera estadounidense prosigue su fase de consolidación en Wall Street a pesar de haber suspendido el test de stress.
Duro golpe para muchas entidades bancarias de Estados Unidos, que no han pasado el test de stress y no han recibido el visto bueno de la Reserva Federal norteamericana para aprobar el plan de retribución a sus accionistas. De entre ellos, ha destacado Citigroup. Sus acciones han caído más de un 5% en la apertura de la bolsa neoyorkina. La firma, a pesar de todo, cumple con los requisitos mínimos de capital que exige la FED, aunque falla en otros aspectos. (Mike Mayo: deberían rodar cabezas en Citigroup)

De esta manera, la FED informó en un comunicado que no daba el visto bueno para pagar dividendos a los inversores de Citigroup. Destacaron que mientras pasó métricas cuantitativas, suspendió cualitativamente debido a los controles insatisfactorios que ha realizado.

Se trata de la segunda parte del plan de estrés anual en el que la principal institución monetaria del país decide aprobar o no el plan de retribución de las entidades financieras. De un total de 30 bancos que debían pasar este control, 25 han sido aptos y los 5 restantes no han pasado los mínimos requeridos.

Aunque Citigroup no se encuentra de los que han aprobado, Bank of America y Goldman Sachs sí que han pasado la prueba. Sin embargo, la Reserva Federal ha obligado a que reduzcan su plan de dividendos y aumenten su recompra de acciones.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión señalan que Citigroup se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 6 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico destaca que aunque la tendencia a largo plazo es bajista, a medio plazo se mantiene alcista. Además, la volatilidad que presenta el valor en el tiempo es decreciente, mientras que el volumen a largo plazo es decreciente. Por otro lado, el volumen a medio plazo es decreciente.

Indicadores Citigroup