La entidad bancaria estadounidense ha presentado sus resultados del primer trimestre del año, que han sido mejor de lo esperado por el consenso de analistas.
Citigroup, el tercer mayor banco de Estados Unidos, acudió a su cita con los inversores para presentar un aumento del beneficio que nadie esperaba, batiendo las estimaciones de los analistas, puesto que la compañía recuperó los fondos previamente reservados para las pérdidas en los préstamos.

El beneficio neto del primer periodo del presente ejercicio subió un 3,5% en relación a 12 meses atrás hasta 3.940 millones dólares, o 1,23 dólares por acción, desde los 3.810 millones de dólares, o 1,23 dólares. El consenso de expertos había situado las ganancias por título en torno a los 1,14 dólares. Además, excluyendo los gastos extraordinarios, el beneficio fue de 1,30 dólares por acción.

El beneficio que ha presentado la compañía también se vio impulsado por la mejora de los resultados en una cartera de activos no deseados, que el banco ha marcado para su venta. Las pérdidas en la unidad de Citi Holdings, donde Citigroup mantiene esos activos, se estrecharon hasta 284 millones dólares en el primer trimestre desde 804 millones dólares del año anterior.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Citigroup se encuentra en fase de rebote, mientras que recibe una puntuación de 3 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Estos indicadores señalan que la fase tanto a medio como a largo plazo se encuentra bajista, además de que los momentos totales lento y rápido se encuentran en negativo. Sin embargo, los únicos puntos positivos que resalta este análisis técnico es el volumen a medio y largo plazo que es creciente, y la volatilidad que es decreciente en el tiempo.

Indicadores Citigroup