Los activos que analizamos en la jornada de hoy se encuentran atacando, o próximo a ello, a resistencias relevantes que, sin embargo, en ambos casos no contamos con el respaldo del volumen de contratación como nos gustaría. Ambas compañías afrontan un importante cierre semanal.

Meliá Hoteles se encuentra en pleno ataque alcista al área de resistencia de los 11,915 / 11,815 tras lograr consolidarse por encima de su directriz bajista de medio plazo. El ataque viene respaldado por señales de compra de medio plazo en el oscilador MACD y reducción de los niveles de volatilidad, no así por el volumen de contratación. En este sentido, si el precio logra terminar la semana por encima de los 11,915, habilitaría a las compras a actualizar sus objetivos rumbo a los 12,52 / 12,475, área de resistencia que funciona como aproximación a su media móvil simple de largo plazo o de 200 periodos (ver MMS200).

Meliá Hoteles en gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)

Técnicas Reunidas se aproxima a niveles de referencia técnicos como son los 28,85 / 28,105, gracias al impulso alcista que parte desde el área de soporte de los 19,895 / 19,25 y que permite una recuperación sin descanso, recuperación respaldada por una reducción de los niveles de volatilidad que experimentaron fuertes variaciones tras los fortísimos retrocesos de NOV17, y apoyado por divergencias positivas y señales de compra de medio plazo en el oscilador MACD. En este caso, el volumen de contratación se contrae a lo largo del impulso citado, restando fiabilidad al movimiento, aunque no deberíamos descartar un aumento del mismo si la cotización logra registrar un cierre semanal por encima de los 28,85, escenario que le permitiría mejorar su estructura y pensar en atacar su directriz bajista de medio plazo que parte desde los 38,06 / 37,865.

Técnicas Reunidas en gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)