Los brokers se ponen la chaqueta de vender y arrasan el mercado español, en el que no ven ninguna opción de compra clara.



Con un pie ya en el segundo semestre, los brokers repliegan posiciones en nuestro mercado en el que, hoy, no nos recomiendan comprar absolutamente nada. De hecho, entre las opciones de venta que respaldan encontramos a BME. La operadora de mercado ha subido un 25% este año, pero los expertos de Carax-Alphavalue no le ven más recorrido de cara a los próximos meses. De hecho, consideran que su precio objetivo se sitúa en los 30,30 euros, lo que supondría una caída superior al 14% desde los niveles actuales.

Otra opción clara de venta para este bróker son los bancos, en concreto, Popular y Caixabank. Para la entidad presidida por Ángel Ron también augura un descenso del 14%, hasta los 4.23 euros, que le dan de precio objetivo.

A Caixabank tampoco le ven margen con la renovación de parte de su directiva. De hecho, le predicen un desplome del 21% hasta los 3,63 euros. Esta caída implicaría regresar a los precios con los que comenzó el ejercicio.

Parece que a los brokers de Bankinter no les ha convencido el anuncio por parte de Sacyr de su mantenimiento en Repsol y aconsejan salir de la constructora. Sacyr actualmente posee un 9% de la petrolera y está negociando con la banca acreedora de esta participación el alargamiento por 3 años de su deuda. Si Sacyr decidiera vender la participación de Repsol actualmente, no registraría plusvalías ni minusvalías, pues la cotización de la compañía presidida por Brufau ronda los precios a los que la adquirió.

Apúntese a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil