Si ayer eran Nomura y UBS los que rebajaban el precio objetivo a Repsol, hoy le ha llegado el turno a los analistas de Credit Suisse, que han hecho justo lo mismo.
En concreto, los expertos de la entidad suiza han empeorado su visión sobre Repsol y han reducido el precio objetivo de la petrolera española hasta 13,5 euros desde la cota anterior de 18 euros. La recomendación de estos expertos es mantenerse neutrales en el valor.

Los analistas de la firma han confirmado el efecto que ha tenido la caída del precio del petróleo sobre la petrolera española y el resto del sector. Tanto es así, que Repsol se deja en el año alrededor de un 20% en bolsa, convirtiéndose así en uno de los peores valores del selectivo.

Tras las fuertes caídas, 7 firmas de análisis siguen aconsejando comprar títulos de la empresa, 8 apuestan por mantenerse neutrales y 5 optan por las ventas. El precio objetivo del consenso está situado en 17,10 euros por título. A estos precios, la compañía tendría un potencial de revalorización de un 41%, aunque parece que la tendencia de las firmas de análisis es la de ajustar los precios a la baja.



Por el contrario, una de las empresas españolas a las que mejor le sienta la caída de los precios del combustible es a IAG. Precisamente hoy los analistas de Deutsche Bank han reiniciado cobertura sobre la antigua Iberia con una recomendación de compra.

En lo que va de año, la compañía se apunta una revalorización del 29% en bolsa y un 17% en el trimestre.  A pesar de este buen comportamiento, el consenso sigue apostando por la cotizada. Así, 15 firmas aconsejan comprar, 2 mantener y sólo una vender. Los analistas le han asignado un precio medio objetivo de 9,30 euros por título y en estos momentos ronda los 8 euros.

IAG




Por último, Gamesa vuelve a ser protagonista para las firmas de análisis. Hoy los expertos de HSBC han rebajado el precio objetivo de la cotizada hasta 16,3 euros desde la zona de 18 euros anterior. La firma británica ha mantenido su apuesta de compra de los títulos de la empresa.

La empresa sube casi un 73% en lo que va de ejercicio y a pesar de todo, la recomendación dominante sigue siendo la de comprar. En concreto, cuatro firmas aconsejan comprar, 2 mantener y 2 vender. El precio objetivo de la compañía está situado en 16,5 euros, lo que aún implicaría un potencial de revalorización del 25% desde los niveles actuales.



QUIZÁ LE INTERESE LEER: “Repsol pierde la chispa para los analistas”