Tras la presentación de su plan estratégico, las casas de análisis confían en la buena evolución de Indra. De hecho, los más optimistas ven al valor cotizar un 36% por encima de los precios actuales. 

Reducción de costes y unos objetivos ambiciosos, por encima de la previsión del consenso. Es la idea con la que se ha quedado la mayor parte de las casas de análisis de la presentación del plan estratégico 2015-2018 realizada por Indra. De hecho, hoy son mayoría las que revisan su recomendación sobre la tecnológica.

La más conservadora es Kepler, con recomendación de reducir y objetivo en 8.50 euros, un 23% por debajo de los precios a los que cotiza actualmente la compañía. Más optimistas se muestran Beka Finance y UBS, con recomendación de acumular y comprar respectivamente, y un objetivo de 12 y 12.50 euros por acción.



Aunque sin duda es Carax Alphavalue el que más potencial otorga a la compañía. Recomendación de comprar y un objetivo de 15.50 euros. Que, en caso de alcanzarlo, supondría ver a Indra subir un 36% desde los precios actuales.
Recomendaciones cautas también sobre Repsol. S&P le da recomendación de mantener, con un objetivo de 16.50 euros, mientras que Carax Alphavalue reduciría su participación en la petrolera, hasta los 16.10 euros.

Esta misma casa de análisis fija en reducir la recomendación sobre Banco Santander, con un precio de 5,94 euros, un 4% por debajo del precio actual.